Destellos porteños


Salvador Olvera Cruz

Sin duda, el presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza, es un político atento y responsable respecto a la problemática que enfrentan sus gobernados; porque su quehacer se orienta día con día a buscar, gestionar y encontrar lo que venga a beneficiar al municipio y su gente.

Lo anterior le genera óptimos dividendos en el campo político, actividad que sabe fortalecer con agudeza y acierto, pues en la reciente elección del candidato a dirigir el CEN del PAN, logró el triunfo de Ernesto Cordero en Manzanillo, a quien apoyó desde un principio; siendo el puerto quien diera el triunfo a Cordero en nuestra entidad federativa.

Si bien a nivel nacional Gustavo Madero se alzó con la victoria para resultar reelecto como dirigente nacional, sin duda Virgilio dejó en claro su capacidad política, por lo que en su momento Gustavo Madero valorará el quehacer de Mendoza Amezcua a fin de aprovechar sus capacidades para fortalecer al panismo de Colima.

Centrándonos en su trabajo como presidente municipal, en el curso de la presente semana participará en la segunda reunión entre el director de la Administración Portuaria Integral (API), Jorge Rubén Bustos, para definir el primer paquete de 150 millones de pesos en obras complementarias para la ciudad.

También ha manifestado que el nuevo dirigente de la API vino a darle continuidad a los trabajos del puerto y proyectos pendientes, demostrando el director de API ser una persona abierta al diálogo, al trabajo, entendiendo a cabalidad su responsabilidad de administrar el puerto más importante del país.

Indicó que en una ocasión se reunieron y las instrucciones del director de la API hacia su gente fueron de trabajo, disciplina y de mucha colaboración para que las cosas se hagan bien y con la celeridad que se requiere.

Con amplia visión de lo que toda comunidad reclama para su desarrollo y calidad de vida, Mendoza Amezcua apoya en forma por demás ejemplar y positiva al sector educativo, pues los alumnos de todos los niveles de enseñanza son apoyados a fin de que no abandonen sus estudios.

En ese mismo sentido, el alcalde impulsa la cultura, como una medida encaminada a alejar a la gente de todas las edades de conductas equivocadas que vengan a afectarles en su persona, como también para forjar un medio social alejado de todo lo que venga a crear inestabilidad social.

Muestra de lo anterior lo representa el Centro Cultural de Salagua, el cual tuvo una inversión superior a los cuatro millones de pesos, edificación que permitirá la enseñanza y práctica de las expresiones artísticas en niños, jóvenes y adultos.

El Centro Cultural cuenta con tres aulas de talleres de danza y música, galería de exposiciones, taller de lectura, dos aulas de ensayo para trompeta, una sala para batería, sanitarios para hombres y mujeres, área de azotea multifuncional para realizar exposiciones y eventos, sobre una superficie de 300 metros cuadrados, área de bodega y utilería.

Mendoza señaló que a través del deporte y la cultura es posible dar vida a una sociedad diferente, razón por la que su gobierno se ha dado a la tarea de invertir en estos rubros. Adelantó que próximamente contarán con una sinfónica infantil, aseverando que los instrumentos para ello son caros, “pero le vamos a invertir, dotaremos de instrumentos a los niños y niñas, para que en diciembre próximo se brinde el primer concierto de esta orquesta y un coro infantil, con 120 niños”.

Cambiando de rubro, vale mencionar que los riesgos de accidentes en la carretera libre a Manzanillo es algo que siempre estará presente, en tanto no se decida invertir en su ampliación a cuatro carriles. La declaración anterior la hizo el diputado federal del PRI, Francisco Zepeda González, quien lamentó la muerte de otro colimense, ocurrido la semana pasada, a la altura de Armería.

Asimismo, indicó que los camiones de carga seguirán circulando por esta vía, con o sin ampliación, porque la ley les da ese derecho constitucional, pero será una carretera menos peligrosa y con menos accidentes si tiene mayor espacio para maniobrar.

Zepeda González indicó que existe el compromiso del centro Colima de la SCT para elaborar el proyecto de ampliación de la carretera a 12 metros, de tal forma que si está listo, podrán entonces buscar recursos en el presupuesto del año próximo.

Recordó que hace dos años se intentó prohibir el paso de camiones por la carretera libre y el gobierno perdió ante la postura de las organizaciones nacionales de transportistas y la propia legislación.

De hecho, para superar lo anterior, se requiere de la participación de los tres niveles de gobierno, asunto que por su importancia no debe dejarse de lado.