Desde el malecón


Víctor Manuel Martínez.-

Es triste ver que a los niños de hoy ya no les gusta leer, porque ésta es la clave de la cultura y el aprendizaje, culpa de lo cual le atañe tanto a los padres de familia como a los maestros, que no sólo no lo han inculcado con palabras, sino que no lo han hecho con el ejemplo tampoco.

Sin embargo, sin desechar en ningún momento la lectura, hay muchas herramientas para cultivarse, como es la propia computadora y hasta la televisión, que no son malos hábitos, sino que solamente deben ser bien utilizados.

Necesitamos enseñarle a las nuevas generaciones que la computadora no es sólo para jugar o lanzar mensajes, sino también para aprender y que esto también puede ser divertido. Uno puede cultivarse navegando por la red mundial, igual que perder el tiempo.

Hay mucha información de provecho a la cual podemos tener acceso en la web y todo ello sin gastar un peso ni salir de nuestra casa, esto es una ventaja con que no contábamos hasta hace algunos años. Hay libros electrónicos de todo tipo, desde diccionarios y enciclopedias, hasta novelas clásicas, periódicos y revistas, con mejores fotografías e ilustraciones que cualquier publicación en papel.

Hay juegos didácticos y muchas cosas para aprender de una forma divertida y fácil, sin ser pesado ni aburrido, No hay que satanizar por eso, como adultos, la computadora, sino saber canalizar bien a los chavos en su uso más productivo.

En el caso de la televisión, también hay muchas cosas positivas para ver, que nos pueden hacer cultivarnos a la vez que divertirnos. Algunos padres tienen la idea, hay que decirlo, que el que sus hijos vean la televisión es algo negativo, para perder el tiempo, pero esto sólo es así cuando no se les inculca a utilizar correctamente esta herramienta, como todo en esta vida.

Se me hace algo muy acertado cuando se dice que las cosas son buenas o malas, depende del uso o aplicación que les des, y generalmente es así, salvo en contados casos en que algunas cosas son totalmente buenas o totalmente malas.

Hay canales televisivos tan provechosos como Discovery Channel, National Geographic, Canal 22, Once Tv, etc. Aún los canales más comerciales del espectro televisivo, como son los libres, principalmente de Azteca y Televisa, tienen programas que dejan conocimientos y enseñanzas, sólo tenemos que enseñar a los más jóvenes de la familia a ser selectivos con nuestros gustos.

Hoy tenemos más herramientas para cultivarnos que nunca, así es que aprendamos a usar bien todo aquello con lo que contamos.