Desde el malecón


Víctor Manuel Martínez

Es una tristeza pasar junto a algunos planteles escolares de nuestro municipio, y toparse con que están sucios, con basura, maleza crecida y descuidados en su aspecto general. Quizá muchos ignoren la razón, pero es que desde hace más de diez años, alrededor de sesenta y cuatro escuelas no cuentan con un intendente asignado en nuestro Manzanillo por carecerse de los recursos suficientes para pagar el sueldo que implica tener esa necesaria plaza.

Como se puede, se saca el arreglo y la limpieza de los planteles tanto en sus salones, explanadas, patios y corredores, como en sus instalaciones deportivas, talleres y oficinas administrativas todo lo cual implica mucho trabajo por hacer, pero sin contar con alguien especialmente destinado a esta tarea, es muy difícil mantenerse al día. Solamente en algunos pocos casos sí cuentan con esa plaza algunas escuelas privilegiadas.

Es un rezago, como ya mencionamos, de más de una década por lo que es importante resaltar y encomiar la voluntad e interés mostrado por las autoridades municipales en revertir esta problemática educativa local y es por ello que desde los primeros días de la actual administración se tomó la decisión de apoyar a las escuelas en cuanto a la carencia de intendentes.

La dirección de educación a cargo del dinámico Prof. Rubén Rodríguez Vidrio, en coordinación con el regidor titular de la comisión de educación del cabildo porteño, Cristhyan Joaquín Sánchez Cosío, logró que en una primera etapa se apoyara a veinticinco escuelas de nuestro municipio, entre preescolar, primarias y telesecundarias, algunas de ellas en la zona rural y suburbana. En esta primera etapa, los planteles que serán apoyados para contar con intendentes son: diecisiete preescolares, cinco primarias y tres telesecundarias.

Todos estos detalles, como el mal aspecto e imagen de una institución educativa, aunque en primera instancia no lo pareciera, según estudios serios al respecto, repercuten en el aprovechamiento académico y contribuyen a bajar o elevar el nivel educativo, siendo los afectados tanto docentes como alumnado.

Es excelente que al ayuntamiento de Manzanillo considere estos temas, que por años se han obviado, porque si decimos que el problema ha prevalecido en el campo educativo local por más de diez años, estamos hablando que ha sido ignorado por las últimas cuatro administraciones municipales.

Desde luego que podría pensarse que la responsabilidad directa es de la Secretaría de Educación Pública, pero un gobierno responsable y atento a las necesidades de sus gobernados, no puede girar la cabeza hacia otro lado y hacerse de la vista gorda ante asuntos como del que nos ocupamos, que afecta el nivel educativo del municipio de Manzanillo de una manera significativa y relevante.

Esto viene a sumarse a acciones en este mismo sentido por parte del gobierno municipal, la dirección de educación, desarrollo social y la comisión de educación del cabildo porteño, como son la entrega de uniformes y becas escolares, entre muchos otros apoyos. Enhorabuena para ellos.

Se el primero en comentar en "Desde el malecón"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.