Desde el malecón


Víctor Manuel Martínez.-

El exceso de humedad lo advierte, este año, contrario a las predicciones tempraneras de algunos estudiosos del clima que auguraban que en el 2014 habría escasez de precipitaciones, sequía para algunas zonas en nuestro municipio, prontamente estarán cayendo las primeras lluvias.

Actualmente tenemos una humedad que ronda el 80 por ciento, y aunque no hemos estado teniendo temperaturas superiores a los 30 grados centígrados, la alta humedad hace que la sensación térmica se dispare. Sabemos que el cien por ciento de humedad es lluvia, y no estamos muy lejos de este indicador, por lo que hay que estar preparados, porque pueden ser lluvias torrenciales, y todavía más cuando ya se ha anunciado que se esperan los efectos del fenómeno de El Niño.

Sin embargo, tenemos demasiado escombro en las calles, y fuera de algunos drenajes reparados en la parte baja de San Pedrito y la avenida Niños Héroes, la mayoría no han sido renovados y remozados. Las obras en proceso son muchas y están por empezar otras tantas, como parte del proceso compensatorio por el proyecto federal del túnel ferroviario. Ya hay demolición de casas, generando mucho escombro que no ha sido retirado de la vía pública. Chéquense los alrededores del parque Lázaro Cárdenas, donde la pila de escombros es muy grande, y ahí está tirada desde hace días, consistente en pedazos de concreto de todos los tamaños, y no ha habido ninguna acción para retirarlos por medio de un camión de volteo. El montón de escombro es tan extenso que incluso ya hay problemas por bloquear el paso de un andador para los vecinos de la zona.

En los próximos días se van a demoler más edificios por las avenidas Niños Héroes e Hidalgo, incluso las casas ya están marcadas con pintura con la clave “demo”. Esto generará una mayor cantidad de escombros, y todo esto, en el caso que se desencadene una tormenta fuerte, hará que el material se vaya directo a las alcantarillas; pero al parecer, por lo que se puede observar, nadie se ha preocupado por esto.

Si así sucediera, la red de drenaje pudiera colapsar, registrándose inundaciones peligrosas para la población. Así que creo que es tiempo de retirar el escombro y los materiales tirados sobre la vía pública. Ya de por sí es incorrecto que la basura que las obras necesariamente generan permanezcan por días y semanas sin retirarse, pues si un particular hace algo semejante, se hace acreedor a una multa, y lo mismo se espera que se haga con una constructora que caiga en esta situación, que se les inste a retirar los desechos que sus trabajos generan.

Porque, además, éste obstaculiza el paso por las aceras a los peatones, considerando que el tramo entre San Pedrito y El Tajo es muy transitado a pie, entre ellos muchos estudiantes que acuden a clases al bachillerato de la UdeC en San Pedrito. La avenida Niños Héroes es una vialidad rápida que aún queda dentro de la mancha urbana y es parte de la periferia o las orillas del Centro Histórico, y por tanto, el tener que estarse bajando de la banqueta y caminar algunos metros por la cinta asfáltica para sortear los montículos de escombro y materiales que permanecen sobre las banquetas es un riesgo a la integridad física de cualquiera que lo hace. El manejo de los escombros que esta obra genera es importante atenderlo.

Otros temas relacionados con esta obra por el momento pueden dejarse en un segundo plano, como es el hecho de que los árboles, arbustos y plantas que fueron desarraigados de la zona por motivo de los trabajos sean replantados, porque hasta el momento no se ha repuesto esta vegetación, como es una obligación marcada cuando se da permiso para que se haga corte o tala. Sin embargo, confiamos que se va a hacer, pues hay varias obras importantes a este respecto (áreas verdes y parques) contempladas dentro del paquete de obras a realizarse en nuestra ciudad y municipio durante este año y el que sigue.

Toda obra importante causa molestias, y es inevitable, pero quienes las llevan a cabo deben hacer todo lo posible por aminorarlas, y también hay reglamentos y leyes que señalan cómo deben de hacerse las cosas para que todos nos beneficiemos de ellas en mayor medida, y las afectaciones sean menores, mitigadas.