Desde el Malecón  


Víctor Manuel Martínez

 

El día de ayer se dio a conocer un proyecto de inversión para nuestra ciudad que es de gran importancia, y me refiero al Acuario de Manzanillo, el cual se anunció que estará habilitándose en el Auditorio “Manuel Bonilla Valle”, mismo que desde hace tiempo no tiene un uso significativo que avale su permanencia como un auditorio para eventos y espectáculos diversos.

Se trata de una inversión a cargo del empresario Alejandro Nasta Icaza, que reviste particular preponderancia cuanto que está a escasa distancia de otro gran proyecto que tiene que ver con ecología, agua, peces y entorno silvestre, como es el Parque Metropolitano de la Laguna de Las Garzas, con el cual podrá hacer fácilmente sinergia, y uno impulsar al otro para su concreción, ofertándose como un paquete completo.

Hace algunos años me tocó trabajar en el auditorio, en los tiempos en que era administrado por el C.P. Guillermo Ruiz Monzón, y pude darme cuenta de los problemas arquitectónicos que presenta esta mole, que la verdad siempre estuvo destinada, desde un principio, por sus errores de construcción, a convertirse en un elefante blanco.

Ahora, esperemos que sea debidamente adecuada, y que solamente tomen como base el edificio en pie, para que sea íntegramente remodelada, pues los requerimientos de un acuario son muy diferentes. Implica que haya grandes piletas para tener peces o mamíferos acuáticos, además de exposiciones, salas audiovisuales y de conferencias y un entorno de vegetación acorde a la visión de amor a la naturaleza y a la fauna marina que se quiere proyectar con una obra como ésta.

Se espera, como generalmente sucede con esta clase de proyectos, que desde la misma arquitectura del edificio ya se convierta en un atractivo turístico. Los visitantes siempre que llegan a nuestro destino, preguntan por un acuario, y se topan con la gran desilusión de que carecemos de algo así, que otros lugares de playa e incluso ciudades del centro de la República sí tienen.

La construcción se adelanta que empezará en los primeros meses del año que viene, y que estaría listo para operar, en una primera etapa, en el 2018. Hay que aprovechar la ola que esto generará, y subir en ella el proyecto del Parque Metropolitano, también un entorno de vida acuática, natural, que se puede muy bien complementar con el acuario. Claro que para ver el proyecto completo, estaríamos hablando de cuatro etapas, siendo la fecha de la última en terminarse de construir hasta los primeros meses del 2021, si todo sale conforme a lo planeado, y no hay retrasos.

En cuanto su contenido, se habla que manejará alrededor de 200 especies, las cuales podrán reproducirse ahí mismo, por lo que estamos hablando de una visión ecológica envolviendo este proyecto, que desde luego que también tiene su vertiendo de cultura y diversión.

Y un punto importantísimo a destacar es que será un fuerte imán para que regresen en un número considerable los arribos de cruceros internacionales, con turistas extranjeros.

Algo triste que señaló el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, quien dio su respaldo a este proyecto, es que Manzanillo en el 2016 tiene números en el tema turístico, por debajo de los que tenía en el 2007.

Pero, de concretarse este proyecto tan interesante, seguramente que esta situación podría revertirse y levantar la vocación de la industria sin chimeneas.