Desde el Malecón


Víctor Manuel Martínez

 

A la vista de tantas conductas delictivas y tantas adicciones en las nuevas generaciones, es necesario fomentar más el deporte, pero hacerlo de una manera más inteligente, tanto en la escuela, por parte de la Secretaría de Educación, como por parte del gobierno, sacándole el máximo provecho a tantas unidades deportivas y canchas que hay en las colonias y delegaciones de nuestro municipio, asignando a entrenadores y maestros de educación física que atiendan a los jóvenes que asistan, para que formen grupos, clubes y equipos.

Todo esto tendrá que repercutir socialmente, y más porque hay muchos maestros deseosos de hacer algo positivo por nuestro Manzanillo, tanto más cuando muchos egresan con ganas de trabajar en las escuelas, y no encuentran trabajo en éstas, por lo que debiera utilizárseles para que hagan trabajo social y comunitario a través del deporte en los barrios y colonias.

No se habla del aspecto de la salud en el deporte, por eso luego vemos, no solamente a los jóvenes que practican algún deporte ya fuera de la escuela, asociando alcohol con deporte; sino incluso se ve esto en el caso de los deportistas profesionales, que es sabido que muchos tienen adiciones.

Es triste ver, en estos tiempos de tantas reformas en el ámbito educativo, cómo en materia educativa todavía nos encontramos a muchos maestros tradicionales que sólo van a cumplir con sus horas de clase, conformándose con poner a jugar a los alumnos los deportes que ellos ya dominan por medio de la televisión o en su propia colonia, como son el futbol en el caso de los varones y el voleibol en el caso de las chicas, aparte de algunas que ya gustan de jugar al balompié. En menor porcentaje, algunos dejan que los que gustan del baloncesto, lo practiquen.

Sin embargo, falta que trabajen en la detección de sus talentos natos, por medios de sus medidas antropométricas, pues no todos tienen la misma morfología que los capacite para ser hábiles en la práctica de una misma disciplina atlética. Las diferentes complexiones no únicamente sirven para diferenciarnos, sino también nos predisponen, en el tema deportivo, al éxito o fracaso en su ejecución.

Hace falta conocer más deportes, estar expuestos a más formas de atletismo y competencias individuales o colectivas e incluso a los reglamentos de cada uno de los deportes, y para eso, en ocasiones es necesario entrar al aula. En el campo de la calistenia y toda ejercitación motriz de los estudiantes, es necesario incluso conocer de medicina deportiva básica y técnicas de estiramiento y calentamiento.

Más allá de que mejoren los resultados que en diversas competencias nacionales y estatales tengan nuestros deportistas, el hecho de que muchos enfoquen sus energías y atención en su práctica de una manera bien dirigida, es algo que será muy positivo para nuestro Manzanillo.