Desde el malecón


Víctor Manuel Martínez.-

Se me hace una muy interesante idea, que no sé de quién sea la original, la de hacer una olimpiada de juegos tradicionales mexicanos, aunque sí sé que uno de los principales promotores y quien está organizando mucho de lo relacionado con el encuentro es mi amigo Juan Carlos Avalos, por lo que lo felicito de manera anticipada, pues confío en que va a ser todo un éxito.

Esperemos que no sólo se lleve a cabo este año en nuestro municipio, sino que sea una iniciativa que se quede y se haga algo muy característico de nuestra ciudad, tanto que se puede promocionar como un atractivo, para que tengamos durante el día o días que dure el evento, presencia de personas y familias de otros estados y quizá, por qué no, hasta de otros países.

Y también que se convierta en una tradicional para el disfrute en unidad de las familias porteñas, pues participar en este tipo de actividades es algo que no se olvida.

Recuerdo, cuando era niño, haber participado en un rally con algunos primos, sobrinos y tíos, y fue algo muy positivo. Esperemos, pues, que no sólo en esta fecha, sino que se retomen estos juegos, muchos de los cuales, debido a que los niños de ahora se la pasan jugando o chateando en sus celulares, ya no se juegan, y hasta se ve extraño cuando ve uno en algún barrio a un grupo grande de niños jugando a los juegos tradicionales.

Parecería mentira que esos juegos, que se han jugado en los barrios y colonias de todo el país, se estén perdiendo tan rápido, pues muchos niños ya no conocen actividades que se practicaban hace tan sólo unos 18 ó 20 años.

Conocen cómo whatsappear, jugar en línea y mandar fotografías, pero no saben jugar a los quemados, las escondidas o la traes, por ejemplo.

Por eso, se me hace una excelente idea que el gobierno municipal patrocine y apoye la celebración de eventos como éste, porque esto también es cultura. Yo creo que esta actividad lúdica masiva será todo un éxito, cuando se celebre el siete de diciembre a partir de las 8:00 de la mañana, en la Unidad Deportiva 5 de Mayo, y esto, porque hacen falta esta clase de eventos, por la que la respuesta considero que se va a dejar sentir con una gran asistencia.

También ahí se rescatarán los tradicionales juguetes mexicanos, que no nada más son juguetes y ya; no, son verdaderas artesanías de gran valor artístico, hechas a mano, con gran ingenio y colorido, como son los trompos, valeros, yoyos y canicas, que tristemente, cada vez se venden menos.

Sin embargo -qué curioso-, si usted va a Tonalá en un día de tianguis, se sorprenderá al ver a muchos norteamericanos, canadienses y europeos que acuden cada semana desde la zona del lago de Chapala a comprar trompos, baleros, muñecas de trapo, casitas de madera y muchos otros objetos que hasta hace unas pocas décadas, todos los niños mexicanos jugaban.

Hay que apoyar este evento, pues también los juegos tradicionales hacen que los niños convivan de forma directa con sus amiguitos (y no solo a través de las redes sociales) y que hagan deporte (pues la mayoría de estos juegos implican correr, ponerse en cuclillas y saltar, así tener buenos reflejos).

Felicidades al Ayuntamiento por pensar en un evento tan positivo, que incluye a los niños, pues muchas veces no se les considera a la hora de planear eventos, pues, como no votan, los políticos en posición de gobierno no tienen mucho interés en beneficiarlos.