Desastres evidencian corrupción y malas construcciones


No sólo se derrumban casas pequeñas sino también edificios nuevos: Científicos

Los fenómenos naturales están evidenciando las malas construcciones y la corrupción que se vive en el país, señaló Alfredo Aranda Fernández, coordinador de Investigación Científica de la Universidad de Colima, durante el conversatorio “Los sismos recientes en México” efectuado ayer en los auditorios de la Biblioteca de Ciencias de dicha institución educativa.

El investigador dijo que los sismos no generan todo el riesgo; por lo contrario, “la mayoría de riesgos y desastres los generamos nosotros mismos.”

Agregó que es importante aprender de las experiencias de otros lugares y de los nuevos reglamentos de construcción; por ejemplo, dijo, “la Ciudad de México tiene un reglamento de construcción muy bueno; no obstante, su implementación debe revisarse”.

Comentó que en algunas zonas de México el poder adquisitivo de las personas es bajo, lo cual se suma al problema de la corrupción. Afirmó que no sólo se derrumban casas pequeñas sino también edificios nuevos de los que no se esperaría que esto sucediera: “No es un desastre natural: Es un desastre social porque nosotros lo generamos. Por lo tanto, tenemos que estar más al pendiente de los reglamentos, su aplicación y viabilidad”.

En cuanto a la duda de que si la actividad solar tiene relación con los terremotos y fenómenos naturales, dijo que les encantaría que así fuera para poder predecirlos, pero que hasta la fecha no han encontrado ninguna conexión entre el sol y los temblores.

Se el primero en comentar en "Desastres evidencian corrupción y malas construcciones"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.