Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán.-

Las quinielas: Después de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentara de manera pública la lista de los 10 aspirantes a la gubernatura, en los corrillos políticos empezaron a correr las quinielas políticas en torno a cuál será el rol que jugará cada uno de los que son llamados “Diez Apóstoles”.

¿Quiénes son los actores políticos que realmente llegarán a la recta final de este proceso?, ¿quiénes son los que, desde un principio, se ven como la tropa de acompañamiento en este proceso?, ¿quiénes son las fichas políticas que harán el papel de peones del ajedrez de Mario Anguiano y que en consecuencia, aparecen con la etiqueta de “sacrificables” en las primeras rondas?

Sin embargo, la primera impresión de la opinión pública es que son muchos los candidatos. Máxime, si tomamos en cuenta que faltan menos de ocho meses para que el PRI defina el nombre de quien será su candidato a la gubernatura en la elección constitucional del primer domingo del mes de junio del 2015.

Unificados: Tal y como lo pronosticamos, en el interior del Partido Acción Nacional se pusieron de acuerdo los diferentes actores políticos y el día de ayer presentaron al ex alcalde de Comala, Jesús Fuentes, como candidato de unidad para ocupar la presidencia del Comité Directivo Estatal del partido.

Desde hace varios días, los grupos encabezados por Jorge Luis Preciado Rodríguez y Virgilio Mendoza Amezcua se pusieron de acuerdo y lograron convencer a Pedro Peralta y Salvador Fuentes de sumarse en torno a un proyecto en donde la unidad del partido sea el factor preponderante.

Jesús Fuentes será el nuevo presidente del partido y Chava Fuentes el próximo secretario general, mientras que Peralta Rivas ocupará una de las carteras más importantes. En consecuencia, la conclusión es simple: El PAN empieza a dar síntomas de unidad política.

Los Mancilla: En el municipio de Minatitlán están dadas las condiciones para que la transmisión de poderes se pueda dar entre hermanos. Dicen que en las encuestas, el ex diputado local Horacio Mancilla González, aparece colocado en el primer lugar, muy por encima del diputado Manuel Palacios, quien también está buscando ser el sustituto del actual alcalde Alejandro Mancilla.

¿Cómo se va a definir el proceso interno en Minatitlán, por cierto, el único municipio en donde nunca ha perdido el PRI una elección? Insistimos, todas las apuestas apuntan en el sentido de que la ceremonia de poderes podría darse entre hermanos, un fenómeno que nunca se ha presentado en el historial democrático de Colima.

Hay que estar atentos de lo que suceda en Minatitlán. Porque insistimos, están dadas las condiciones para que otro Mancilla llegue al poder.

Las porras: Hace dos semanas, durante el evento en donde el gobernador Mario Anguiano Moreno inauguró las instalaciones de la Unidad Deportiva de la colonia Las Joyas, en el municipio de Manzanillo, la nota mediática la dieron los porristas de los candidatos a la alcaldía, Fernando Morán Rodríguez y Francisco Zepeda González, quienes se liaron en una “guerra”.

El día de ayer, durante la celebración del Consejo Político Municipal del tricolor en el puerto, una vez más, los seguidores de Morán y Zepeda se enfrentaron en una guerra de porras, que sólo viene a demostrar el nivel de división que existe entre las huestes del partido tricolor en el puerto.

Este es el momento ideal para que desde las altas esferas del poder interno del PRI llamen a Morán Rodríguez y al diputado federal Francisco Zepeda para que lleguen a acuerdos políticos. Y sobre todo, generar las condiciones de sensibilidad para hacerles ver que en la elección constitucional se necesitan todos para ganar la elección: Los moranistas y los zepedistas.

En este momento, lo decimos claramente, Morán Rodríguez va adelante en las preferencias ciudadanas.

Puertas abiertas: Fueron 10 los aspirantes al Gobierno del Estado que se reunieron el sábado anterior en la sede del PRI con el gobernador Mario Anguiano y con el presidente del partido, Francisco Anzar.

Aquí recordamos los nombres: Federico Rangel Lozano, Enrique Rojas Orozco, Mely Romero Celis, Itzel Ríos de la Mora, Nabor Ochoa López, Arnoldo Ochoa González, Rafael Gutiérrez Villalobos, Rogelio Rueda Sánchez, Carlos Cruz Mendoza y José Ignacio Peralta Sánchez.

Pues bien, el día de ayer, el presidente del partido, Francisco Anzar, salió a los medios de comunicación para decir que “fueron 10 los aspirantes que se reunieron, pero desde luego que las puertas están abiertas para otros destacados priístas que se considere tienen posibilidades de participar en la elección constitucional del próximo año”.

El PRI debe tener cuidado, porque en una de esas, el proceso interno se les puede convertir en pachanga. Y eso, sin duda que a la mayoría de los militantes les queda claro.