Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán.-

El mensaje: Son tiempos en los que hay que saber comprender y entender, entre líneas, los mensajes que llegan desde la clase política. Por ejemplo, el viernes anterior, más de mil porteños se reunieron para festejar el cumpleaños de Daniel Cortés Carrillo, el director de la Capdam, y por mucho, el más cercano de los colaboradores de Virgilio Mendoza Amezcua.

A Cortés se le menciona en Manzanillo como el candidato natural del Partido Acción Nacional a la diputación local por el distrito electoral número 11, que tiene como cabecera distrital las comunidades de Santiago y Salagua.

Sin embargo, lo que llama la atención es que en dicha comida, la mitad de los asistentes era panista y la otra mitad, liderazgos sociales identificados totalmente con el Revolucionario Institucional. Algo se está fraguando en el puerto en la relación entre el virgilismo y los priístas. Se huele, se respira en el ambiente.

La batalla: Minatitlán es el único municipio del estado en donde nunca se ha vivido la alternancia en el poder. Nunca en la historia el PRI ha perdido ni la presidencia municipal ni la diputación local.

Sin embargo, algo anda mal en esas tierras. El grupo político de los Mancilla, familia que históricamente ha gobernado esa demarcación, están luchando por poner a uno de los suyos en la candidatura a la alcaldía. Sin embargo, el legislador local Manuel Palacios está tejiendo fino y está haciendo los méritos suficientes para ser el nominado a la presidencia municipal.

El choque político entre los Mancilla y Manuel Palacios amenaza con incendiar al PRI de Minatitlán. Si no se ponen de acuerdo, estamos en la antesala de que por primera vez en la historia, un partido diferente al PRI gobierne en esa demarcación. “Mina” se le puede incendiar al PRI a pesar del excelente trabajo del actual alcalde, Alejandro Mancilla, quien por cierto, va en caballo de hacienda peleando la diputación federal por el segundo distrito electoral.

Abortada: Sucedió lo inevitable. El gobernador Mario Anguiano tomó la decisión correcta al ordenar dar marcha atrás a la famosa “Ley Chaleco”.

“La ley para que motociclistas usen chaleco matriculado no tendrá efecto por órdenes del Ejecutivo del estado. El gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, mencionó que por tal motivo se reformará la ley para que no haya permisos ni placas provisionales tanto para vehículos como para motocicletas.

“‘Es decir, actualmente alguien ocupa por un tiempo reducido un vehículo pero no va a ser de su propiedad, la ley le permite tener un permiso provisional pero es un documento que traen dentro del vehículo y que no te permite de fuera estar verificando y algunas veces se cometen algunos ilícitos con ellos’.

“Argumentó que lo mismo ocurre con las motocicletas. Por lo que ahora no habrá permisos provisionales, pero ahora serán ‘placas provisionales’.

“‘Ahora para que desde fuera se puedan estar viendo todos los vehículos, creo que es algo que nos ayudará mucho del análisis que se viene haciendo por el equipo de seguridad y con los diputados que aprobaron esta iniciativa’”.

No cabe duda, aquí aplica el refrán popular implacable: “Es de sabios cambiar de opinión”.

“Nomás poquito”: No cabe duda, el anecdotario de la política mexicana está lleno de momentos chuscos. Leamos lo que pasó en el municipio de San Blas, en Nayarit, en las elecciones del domingo anterior:

“Hilario Ramírez Villanueva, candidato independiente a presidente municipal de San Blas, Nayarit, se impone en la elección a alcalde realizada este domingo seis de julio con 40.32% de los votos, de acuerdo al Programa de Resultados Electorales Preliminares.

“El candidato, también conocido como ‘Layín’, llamó la atención nacional por haber admitido ante decenas de personas que robó en su anterior administración: ‘¿Que le robé a la presidencia? Sí le robé. Sí le robé. Poquito porque está bien pobre. Le di una rasuradita, nomás una rasuradita. Pero lo que con esta mano me robaba, con la otra se lo daba a los pobres’, dijo en un mitin el 8 de junio pasado”.

No cabe duda, en San Blas ganó un alcalde gracias a su honestidad. Y como él dijo, robó, pero nomás poquito. Por lo tanto, sobre aviso no hay engaño.

 Independientes: En Manzanillo son muchos los actores políticos que están amagando con registrarse como candidatos independientes para participar en las elecciones del primer domingo de junio del año 2015.

Hasta donde se sabe, el empresario Héctor Urióstegui y el doctor Joaquín Navarro Boronat son los dos que están convocando a reuniones de amigos e incluso, están recabando firmas tratando de cumplir con los requisitos legales para obtener su registro como candidatos independientes.

La política se está moviendo en Manzanillo y desde el puerto podrían llegar los primeros independientes en la historia política de Colima. Hay que decirlo, los dos tienen con qué dar una sorpresa política.

Por cierto, Héctor Urióstegui es hijo de Píndaro Urióstegui, uno de los mejores oradores que ha tenido el PRI en toda su historia y un connotado ex diputado federal que nunca alcanzó su objetivo de ser gobernador de su estado natal, Guerrero.