Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

Candidata: Se cumplieron los pronósticos que habíamos comentado en este espacio y el día de ayer, Esmeralda Cárdenas Sánchez fue presentada de manera oficial como candidata a la presidencia municipal de Colima por el Partido Verde Ecologista de México (Pvem), que capitanea Nabor Ochoa.

Esmeralda es una de las panistas más emblemáticas de la entidad. Fue diputada local, diputada federal y durante varios años delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Colima. El PAN nunca le dio la oportunidad de cumplir con su sueño político de participar en un proceso electoral buscando la alcaldía de Colima.

Hay que estar atentos a su trabajo político, que de entrada, tiene asegurado un espacio en el Cabildo y sin duda tiene las condiciones políticas para pelearle al PAN y al PRI la alcaldía. Pero por lo pronto, el carisma de Cárdenas Sánchez le quitará muchos votos al panismo.

Candidato: Los seguidores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) definieron que el luchador social, David Díaz Valdez, sea el candidato a la presidencia municipal de Manzanillo. De entrada, se ve a un aspirante que sin duda le pondrá sabor a la contienda política.

Amigo personal del subcomandante Marcos y muchas veces encarcelado por encadenarse y enjaularse, Díaz Valdez es todo un personaje en la vida política de Colima. Es combativo, aguerrido y le gusta tomar el micrófono para protestar en las plazas públicas. Gabriela Benavides y Francisco Zepeda, aspirantes del PAN y PRI, respectivamente, se enfrentarán con un escollo duro en el puerto.

Es muy sano que Morena lleve a la práctica la democracia que promueve en el discurso Andrés Manuel López Obrador. Pero, sobre todo, es muy atractivo que ciudadanos combativos aparezcan en las boletas electorales. La lucha en el puerto, en consecuencia, podría dejar de ser un encontronazo entre políticos y adquiere el matiz de una batalla electoral en donde los ciudadanos serán protagonistas.

Descartada: Indira Vizcaíno es, por mucho, el activo electoral más valioso que tiene el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Colima. La actual presidenta municipal de Cuauhtémoc, se percibe, sería la única con posibilidades de ganar una elección de mayoría en los comicios generales que se realizarán el primer domingo del mes de junio.

La mayoría de los analistas políticos coincidíamos en que Vizcaíno debería ser la candidata a la diputación federal por mayoría y aparecer, también, en la lista de plurinominales. Sin embargo, una vez más, las tribus del PRD le cerraron el paso y la única opción que le dejaron es ser candidata a una pluri local.

Es grave y delicado lo que está sucediendo en el PRD local, en donde están enviando el claro mensaje de que son un partido sin pies ni cabeza Pero algo peor, dejan clara constancia de que en ese instituto político lo que menos importan son los ciudadanos. Al final del día, los intereses de las mafias políticas se siguen imponiendo. Por eso, el partido del Sol Azteca podría quedar como la quinta fuerza política en el atardecer del siete de junio.

Bonachón: Quien se vio muy bonachón y muy bien intencionado fue el candidato del PAN al Gobierno del Estado, Jorge Luis Preciado Rodríguez, cuando comentó que “si Pedro Peralta me hubiera comentado que quería ser el candidato a gobernador, pues yo no le habría entrado, de manera gustosa me habría sumado a su proyecto político y hubiéramos trabajado de manera incansable para sacar al PRI de Palacio de Gobierno”.

Sin duda, el discurso de Preciado lleva el mensaje de que busca la reconciliación política con el grupo de Peralta. “Tengo que decir que es un hombre al que respeto mucho, es un panista muy responsable, un hombre institucional, pero antes que otra cosa, es mi amigo; por lo tanto, si hubiera sabido que él quería participar, con gusto le hubiera dejado la candidatura”.

No cabe duda, en el proceso interno del PAN a Jorge Luis le salió lo bien intencionado. O como dicen en la capital del país, “con gusto retornaría a su posición de la bancada del PAN en el Senado de la República”.

Cara nueva: El día de hoy, Oswy Delgado, precandidato del PRI al Ayuntamiento de Villa de Alvarez, está invitando a los integrantes de la Asociación Colimense de Periodistas y Escritores (Acpe) a un desayuno, en el que espera convivir con los ex compañeros de su señor padre, el Lic. Juan Delgado Barrera, quien fuera presidente de esta agrupación que está celebrando más de seis décadas de existencia.

Oswy es una cara relativamente nueva en la política villalvarense, lo que representa una bocanada de aire fresco, al ser un joven que trae ideas nuevas y revolucionarias. Pero cabe aclarar que su relativa juventud no lo limita en experiencia, ya que desde que cursaba la Licenciatura en Derecho en la Universidad de Colima se vio inmerso como líder juvenil, lo que lo impulsó a seguirse desarrollando en la política.