Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

Hora cero: Al presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua, le llegó la hora de la verdad. Está muy próximo el momento en el que tendrá que definir su futuro político, sobre si se registra o no como candidato de Acción Nacional a la gubernatura del estado.

Queda la impresión, en este momento, que desde las entrañas del panismo le descompusieron a Virgilio la posibilidad de ganar la elección del próximo siete de junio, que su candidatura alteraba intereses de muy alto nivel en las entrañas del panismo. Por eso, no son pocos los que han aterrizado en la demoledora conclusión de que los principales enemigos del proyecto virgilista se encuentran en el PAN.

Mendoza Amezcua, hay que decirlo, es un producto electoral vendible, es un político con futuro, pero sobre todo, un hombre inteligente que, sin duda, sabrá tomar la decisión correcta.

El pacto: Primero se vieron en la sede del Partido Nueva Alianza (Panal), en donde el alcalde de Colima, Federico Rangel, le levantó la mano al pre candidato del PRI a la gubernatura, Ignacio Peralta. Después, juntos departieron el pan y la sal en el recibimiento de Villa de Alvarez. Más tarde participaron en una comida que se realizó en una zona exclusiva de Comala.

Queda la impresión de que Ignacio Peralta y Federico Rangel, por mucho los dos activos electorales más rentables que tiene el PRI en Colima, ya llegaron a un acuerdo político. Y se percibe que de aquí en adelante caminarán juntos en la contienda electoral, lo que significan buenas noticias para las aspiraciones del Revolucionario Institucional de conservar la gubernatura del estado.

Una de las preguntas que hoy por hoy se están haciendo muchos gira en el sentido de saber qué posiciones obtendrá el grupo de Federico en las negociaciones políticas. Unos hablan de una diputación federal plurinominal, otros más comentan que el alcalde capitalino será candidato a la diputación federal por el distrito uno y mientras que otros señalan que el rangelismo podría ser integrado al gabinete en el probable caso de que Peralta gane la elección de junio.

Pero, por lo pronto, en todos lados se comenta que “Fede” y “Nacho” han llegado a un acuerdo muy favorable para ambos, pero sobre todo, para el PRI.

En reversa: Lo que son las cosas, hace dos semanas, los hermanos Alejandro y Horacio Mancilla estaban fuera de las filas del PRI y se veían muy cercanos al proyecto político del alcalde porteño Virgilio Mendoza. En el presente, los Mancilla dieron marcha atrás y anunciaron, cada quien, sus aspiraciones políticas.

El presidente municipal de Minatitlán dijo en rueda de prensa: “He tomado la decisión de permanecer en el Partido Revolucionario Institucional, porque nos ha convencido el proyecto político de nuestro amigo José Ignacio Peralta Sánchez. Nos quedamos y dejamos para mejores ocasiones las invitaciones que nos hicieron de otros partidos políticos”. Alejandro podría ser parte del gabinete estatal si el tricolor gana la elección por la gubernatura.

Por su parte, Horacio Mancilla dijo en la conferencia de prensa que “he decidido aceptar la invitación que me hizo el Partido Verde Ecologista de México para ser candidato a la presidencia municipal de Minatitlán. Creo que tengo posibilidades de ganar, por lo tanto, me la juego y en lo que respecta a la candidatura a la gubernatura, apoyamos con todo al candidato ‘Nacho’ Peralta”.

Simple y sencillamente, al no verse claro el proyecto de Virgilio Mendoza, los Mancilla evocaron a la popular frase: “De reversa…”.

Calambres: En estos días, todos los actores políticos que no se ven beneficiados con candidaturas, en todos los partidos, recurren al viejo y tradicional esquema de meter calambres políticos.

Tal es el caso de lo que sucede en Manzanillo, en donde el líder de la Croc, David Ortega Quiterio, al no ser seleccionado como candidato de su partido, el PRI, a la diputación local por el distrito XI, convocó a sus agremiados a una reunión en donde les pidió, de manera atenta y respetuosa, “valorar el voto”, con la invitación directa, precisa, “de no votar por los candidatos del PRI”.

Históricamente, la Croc ha sido uno de los principales aliados del tricolor en el puerto. En todos los procesos electorales, cientos de croquistas salen a la calle a movilizar electores, pero también, los croquistas son “kamikazes” defiendo los votos del Revolucionario Institucional.

En una contienda electoral tan cerrada como la que se viene en Manzanillo, la Croc le puede hacer mucha falta al PRI. A menos que reconsidere el valor electoral que tiene Ortega Quiterio.

La huelga: Lo hemos comentado desde hace varios meses: El municipio de Tecomán está convertido en un polvorín político. Ahora hay que agregarle un elemento más a la descomposición que se vive en esa demarcación: El líder de los burócratas de la Iguanópolis, Audelino Flores Jurado, acaba de anunciar a los medios de comunicación que “no hay que descartar que en los próximos días los trabajadores del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento decidamos tomar las instalaciones de la Presidencia Municipal”.

Hace una década, durante el gobierno de Elías Martínez Delgadillo, los burócratas tomaron la alcaldía. Ahora, de acuerdo con lo que dicen los trabajadores “el Ayuntamiento tiene una deuda con el sindicato de 55 millones de pesos, por lo que podemos tomar la presidencia, pues no vemos ninguna disposición para pagarnos los adeudos”.

Lo que faltaba: El día de las elecciones podría estar tomada la alcaldía de Tecomán. Eso abre un nuevo panorama para los comicios en ese municipio. Parece que Audelino ya tomó la decisión de reventar al PRI en la tierra del limón, en donde el candidato es el diputado Arturo García Arias, curiosamente, aliado de Martín Flores Castañeda, el coordinador del PRI en el Congreso y enemigo histórico de Audelino.

Por eso, en Tecomán, que cada quien saque sus propias lecturas políticas.