Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

En suspenso: Ayer por la tarde, una de las columnas periodísticas más influyentes del país, “Bajo Reserva”, que se publica en “El Universal”, habló sobre la designación de candidatos a las gubernaturas en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Al evocar a la situación en el estado de Colima, se escribió, de manera textual: “Nos dicen que el escenario no es muy claro”.

En efecto, todas las informaciones que nos llegan desde la sede del CEN del PRI no hablan de que “la lista se depuró de manera automática y quedan dos aspirantes con posibilidades reales de quedarse con la candidatura al gobierno del estado, los dos, nos afirman, reúnen las condiciones necesarias para ganar la elección: El presidente municipal de Colima, Federico Rangel, y el subsecretario de Comunicaciones, Ignacio Peralta”.

Mientras el PRI define a quien será su candidato a la gubernatura, las especulaciones van y vienen. Son muchas las versiones que han surgido en las últimas horas, en donde los seguidores de uno y otro candidato revelan que la decisión está tomada y que su “gallo” es el bueno. Por lo tanto, a nosotros nos queda claro, son tiempos de esperar y de prudencia.

El discurso: Por cierto, el sábado anterior, durante la celebración del Consejo Político Estatal del PRI, el gobernador Mario Anguiano lanzó un mensaje políticamente correcto, al llamar a la unidad del partido y afirmar que “todos los que aspiraron al cargo de gobernador, los 10, tienen la garantía de que tendrán las condiciones necesarias para seguir creciendo políticamente”.

Pero también mencionó esto: “Nuestro partido, como todos sabemos, está viviendo el proceso de selección del candidato a gobernador. A mí me queda muy claro que es el CEN del partido el que tiene la responsabilidad de elegir al candidato, y a todas las estructuras del partido nos toca acatar la decisión que tomen, porque sabemos que será la mejor”.

Después lanzó la convocatoria: “Sabemos que el CEN designará al candidato que tenga las condiciones para ganar. Nosotros, como priístas, asumimos el compromiso de que trabajaremos en unidad y llevaremos a quien será nuestro candidato a la victoria en las próximas elecciones del mes de junio”.

Fracaso: Se rompieron las negociaciones entre los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, por lo tanto, las posibilidades de que pacten una alianza política de cara a las elecciones del próximo siete de junio son muy bajas. Aún queda tiempo para que pueda llegar a un acuerdo, pues el plazo se vence el próximo 26 de enero, pero a como se ven las cosas, tanto panistas como perredistas se encuentran, como se dice en lenguaje popular, montados en su macho.

El punto de colapso de la alianza, de acuerdo a las versiones que se han dado a conocer a la prensa, fue el municipio de Cuauhtémoc, en donde la presidenta municipal de origen perredista, Indira Vizcaíno Silva, pretendía imponer a una de sus compañeras de su partido, mientras que el PAN proponía el nombre del diputado Rafael Mendoza, uno de los enemigos electorales de Indira.

¿Qué va a suceder con la alianza PAN-PRD? Las posibilidades de que se logren acuerdos son muy pocas. A menos que, como lo mencionamos en ocasiones anteriores, el presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua, asuma el rol de operador político.

Virgilio es, quizás, el único que tiene el talento y el oficio político como para tejer puntos de acuerdos entre los facinerosos panistas y perredistas.

Humo blanco: El PRI ya designó a quien será su candidato a la gubernatura de Michoacán, la tierra en donde el ex gobernador de Colima, Fernando Moreno, es el responsable de operar electoralmente a favor del tricolor.

“El CEN del PRI anunció que el senador José Ascensión Orihuela Bárcenas será su candidato a la gubernatura de Michoacán”.

Tras de diversos diálogos entre los seis prospectos al cargo, el PRI consideró que el ex alcalde de Zitácuaro es quien reúne el mejor perfil y circunstancias para participar en el proceso en vigor.

Orihuela Bárcenas fue presidente del PRI en Michoacán y delegado de ese instituto político en un puñado de entidades federativas, recientemente en el Estado de México, cuando el presidente Enrique Peña Nieto fungía como gobernador de la entidad.

También ha sido diputado local y federal, miembro del CEN del PRI y de la Cnop, es empresario agricultor, con actividades en el extranjero.

Aspirante: La ex primera dama del estado, ex diputada local, ex diputada federal y ex candidata suplente al Senado de la República, Hilda Ceballos Llerenas, anunció de manera sorpresiva que “he tomado la decisión de buscar la candidatura de mi partido a la presidencia municipal de Colima”.

Esta es la segunda ocasión en la que Hilda Ceballos busca la candidatura a la alcaldía capitalina. Hay que recordar el escenario del año 2006, cuando los entonces diputados Mario Anguiano e Hilda Ceballos buscaron la candidatura a la presidencia de Colima. Al final, todos lo sabemos, el entonces gobernador Silverio Cavazos se inclinó por el proyecto político del oriundo de Tinajas.

La aparición de Ceballos en la lista de aspirantes altera el escenario político. Ahora, es obvio que la candidatura a la alcaldía capitalina se definirá entre la ex primera dama y el actual diputado local Oscar Valdovinos. Y también habrá un encontronazo de grupos políticos.

Es importante considerar que habrá reelección a las alcaldía de Colima en el 2021, es por esto que, desde ahora, los grupos se disputarán la presidencia municipal capitalina, porque resulta una potencial candidatura en seis años.