Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

El arranque: El ex presidente municipal de Colima y candidato del Movimiento Ciudadano (MC) al Gobierno del Estado, Leoncio Morán Sánchez, movió, el día de ayer, la primera ficha de su ajedrez político:

“Estamos plenamente convencidos de que nuestra propuesta tendrá el respaldo de la sociedad, así lo hemos sentido en el ánimo de la gente, por ello es que mi arranque de campaña lo vamos a hacer en el municipio de Manzanillo, para que en todo el estado se convenzan de una vez por todas de que tenemos muchos aliados ciudadanos y muchas posibilidades de ganar la próxima elección”.

El anuncio de “Locho” representa, en la práctica, un desafío directo para el Partido Acción Nacional (PAN). Leoncio quiere arrancar su campaña en la tierra de Virgilio Mendoza, en la tierra donde el PAN es favorito para barrer en la elección que viene, pero también, en el municipio que tiene el mayor número de votantes. Por eso, en el arranque, la jugada de Morán parece inteligente.

Desbandada: Algo está pasando en las entrañas de Acción Nacional, algo no están haciendo bien los dirigentes formales y morales del partido, porque un día sí y al otro también se sabe de los anuncios de cuadros destacados que deciden abandonar las filas del panismo.

El día de ayer le tocó el turno a Manzanillo, en donde el conocido activista ciudadano, Víctor Manuel Granados Rangel, presentó su renuncia a la militancia panista, argumentando que “he tomado la decisión de retirarme porque el partido se volvió rehén de unos cuantos. Son muchos años en los que esperé una oportunidad de participación política que nunca llegó, por lo tanto, me voy y abro las puertas para escuchar las propuestas de otras instituciones políticas”.

Granados era uno de los activos más atractivos que tenía el panismo de Manzanillo. Durante varios procesos electorales se le mencionó como el candidato más rentable para ocupar una curul en el Congreso del Estado; sin embargo, tiene razón, nunca le dieron la oportunidad de competir en las boletas electorales. Granados no se lleva la gran carretada de militantes, pero sí podrá sumar votos a otro proyecto político. Al tiempo.

La alianza: El pacto político entre los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática está sellado. Dicen que podría darse a conocer unas horas antes de que se cumpla el plazo para registrarla ante el Instituto Electoral del Estado (IEE).

Sobre el tema, el día de ayer se generó la siguiente información: “Juan Carlos Guerrero, representante del CEN del PRD, comentó que todo está listo para la firma de la alianza, misma que podría quedar concretada el próximo 23 de enero. Hasta donde se sabe, sólo falta que los dos partidos políticos se pongan de acuerdo en el reparto de posiciones en un municipio”.

El PAN y el PRD están listos para ir juntos en la elección que viene. Y el candidato a la gubernatura será el actual presidente municipal de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua. Dicen los que están siguiendo de cerca las negociaciones de la alianza, que el PRD pondrá candidatos en tres de los 16 distritos electorales y llevará aspirantes en todas las fórmulas al Cabildo.

Por lo tanto, queda la impresión de que es un hecho que los azules y los amarillos irán juntos en las boletas electorales del próximo siete de junio.

Orden: El priísta con mayor responsabilidad en el estado, el gobernador Mario Anguiano, tuvo que salir el día de ayer a meter orden el proceso interno de su partido: “Les pedimos a todos los aspirantes que no hagan caso de los rumores que se generan en los medios de comunicación, hay que mantener, por encima de todo, la comunicación abierta y la unidad del partido”.

Aclaró que “sí me reuní con el licenciado Ignacio Peralta, también lo he hecho con el licenciado Arnoldo Ochoa, con el profesor Federico Rangel, Nabor Ochoa, Rogelio Rueda, con la senadora Itzel Ríos, Rafael Gutiérrez y con todos ha sido en un estricto sentido de relación institucional, por lo tanto, lo que recomendamos es que no se hagan caso de los rumores”.

Expuso que “ya se ha comentado que es el Comité Ejecutivo Nacional del partido el que tiene la responsabilidad del proceso, son ellos los que lanzarán la convocatoria y los que definirán la forma de selección del candidato, por ello es que yo les pido a todos los aspirantes que no hagan caso de rumores, de especulaciones; todos debemos abonarle, en este momento, a la unidad del partido”.

La capital: Dicen los que saben que en la capital del estado, por parte del Partido Revolucionario Institucional, se ha conformado una terna de aspirantes, de donde saldrá el candidato a la presidencia municipal.

Cuentan que el más aventajado en las preferencias ciudadanas es el actual diputado local Oscar Valdovinos, pero en las últimas horas han aparecido dos nombres como prospectos, el del actual secretario de Educación, Guillermo Rangel, y el del diputado federal y ex rector de la Universidad de Colima, Miguel Angel Aguayo.

Hay que estar atentos para ver en qué termina la lucha por la nominación priísta a la alcaldía de Colima. Pero por lo pronto, en todos los momios y en todas las columnas políticas, el diputado Valdovinos aparece como el gran favorito.