Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

El fascismo: La iniciativa que aprobaron los diputados federales de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional, Verde Ecologista y Nueva Alianza, en donde cancelan todas las manifestaciones ciudadanas en las calles, representa una aberración, un serio atentado contra las libertades ciudadanas, pero también, un gravísimo acercamiento al fascismo como eje rector del ejercicio del poder público.

De la noche a la mañana, este país de reformas, de iniciativas modernistas, se está convirtiendo en el país del caos y, por desgracia, ya surgieron las voces que lo quieren convertir en un país de mudos. El paso que dio el Congreso Federal al aprobar el uso de la fuerza pública para reprimir las marchas, representa un golpe demoledor en contra de la democracia.

Quizás la más sagrada de las libertades que tenemos en los países republicanos es la libertad de expresión. Y en este momento hay un serio atentado contra esta garantía constitucional. Por lo tanto, la queja es enérgica y el llamado es general: Es hora de defender una de las libertades más sagradas, porque nadie está por encima de los derechos constitucionales.

La otra cara: Sobre este tema, es momento de plantear una reflexión: Si de acuerdo con la Ley desde este momento quedan prohibidas las marchas y las manifestaciones públicas, ¿qué va a pasar en el momento en que la sociedad civil se organice para manifestarse de manera pública a favor de la paz? O, ¿qué va a pasar en los mítines de cierres de campaña, cuando los actores políticos convoquen a sus seguidores a marchar en favor de su candidatura?

La idea, donde haya salido, de censurar las marchas y las manifestaciones ciudadanas en las calles, es alocada, represora, fascista, un retorno a los tiempos de la represión. Queda la impresión de que no midieron, en ningún momento, su impacto.

El país está inmerso en una profunda crisis, en un hoyo profundo en donde los ciudadanos, con justa razón, han perdido la credibilidad en las instituciones del poder público. En respuesta, el gobierno responde cancelando las libertades de los ciudadanos. Estamos ante un escenario delicado, porque la cancelación de los derechos civiles es el primer paso de las dictaduras.

Los votantes: En este sentido, hay que hacer un recuento de los diputados federales por el estado de Colima que votaron a favor de dicha iniciativa. Hay que hacer públicos los nombres de quienes tomaron la decisión de servir las líneas del poder por encima de la defensa de los derechos de los ciudadanos.

Por parte del Partido Revolucionario Institucional, los diputados federales que votaron a favor de la medida fueron Miguel Angel Aguayo López, Arnoldo Ochoa González y Francisco Alberto Zepeda González. Por parte del Partido Acción Nacional, Martha Leticia Sosa Govea y Patricia Lugo Barriga fueron los que respaldaron dicha iniciativa. Y en el caso del Partido Verde Ecologista de México, fue el legislador Nabor Ochoa López el que apoyó dicha propuesta.

No es correcta la decisión que tomaron. Y en este momento, es el instante ideal para evocar la frase de Voltaire, aquélla que afirma que “podré no estar de acuerdo con lo que piensas, pero defendería con la vida el derecho que tienes a decirlo”.

Muy decepcionante la decisión que tomaron de vetar, de criminalizar, las manifestaciones ciudadanas.

¿Mesa de diálogo? El diputado local Arturo García Arias pudo haber perdido, el día de ayer, la candidatura a la presidencia municipal de Tecomán.

El diputado priista propuso una mesa de diálogo entre trabajadores del Ayuntamiento de Tecomán y autoridades municipales para solucionar el pago de la última parte del aguinaldo del 2011.

Una comitiva de empleados municipales entregó una solicitud al Congreso para pedir la destitución del alcalde Héctor Vázquez después de que se ha negado a cumplir con una sentencia del Tribunal de Arbitraje y Escalafón (TAE).

García Arias recalcó que la situación financiera por la que atraviesa Tecomán tiene años, pero que no se ha podido solucionar y analizar la problemática a profundidad, para conocer los alcances de las propuestas.

Un razonamiento: Lo que necesitan los burócratas no es una mesa de diálogo, señor diputado. Se necesita que el Ayuntamiento les pague a los burócratas lo que les debe. Se necesita que se aplique la ley y punto. Los legisladores deberían ser los más preocupados en que las leyes que ellos mismos promulgan se apliquen.

Candidato: En los próximos días se confirmará la noticia de que Roberto Chapula dejará la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Cedh). Aún no hay pistas políticas sobre quién podría ser su sucesor en el cargo, pero es obvio que Chapula está planeando, desde hace varios meses, su retorno a la actividad política.

Por el trabajo que realizó en la Cedh, en este momento, Chapula de la Mora es un cuadro distinguido para el PRI. Muchos ya lo tienen anotado como proyecto para una diputación. Algunos hablan de una posición en el Congreso local y otros piensan en una nominación al Congreso Federal.

Se percibe, en consecuencia, que Chapula no iniciará el 2015 al frente de la Comisión de Derechos Humanos.