Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

El mensaje: El Congreso del Estado, por mayoría, aprobó las calificaciones de las cuentas públicas del Gobierno del Estado y de los 10 ayuntamientos. Al final, casi todos salieron felices y contentos, excepto la alcaldesa de Cuauhtémoc, Indira Vizcaíno Silva, quien salió con una amonestación pública.

Llaman la atención los mensajes que deja la calificación de las cuentas públicas. Por ejemplo, los panistas Braulio Arreguín, Salvador Fuentes y Virgilio Mendoza, quienes gobiernan los municipios de Comala, Coquimatlán y Manzanillo, respectivamente, salieron muy bien librados y, técnicamente, con los expedientes listos y limpios para buscar un nuevo encargo de elección popular en las nada lejanas elecciones del primer domingo de junio del 2015.

En el caso de las cuentas públicas del Gobierno del Estado, también fueron aprobadas por la mayoría Legislativa. No hay duda, la lectura de lo que sucedió el viernes pasado tiene un mensaje directo para lo que viene: Estamos en la antesala de un proceso electoral en donde, en Casa de Gobierno, no tienen interés en ponerle piedras en el camino a nadie.

 

Precandidato: Antonio Morales de la Peña es uno de los panistas con mayor biografía política en el estado de Colima: Fue diputado local, legislador federal, candidato a la gubernatura de Colima en el 2003, candidato a la presidencia municipal de la capital del estado en el 2006 y procurador federal del Consumidor durante los cuatro primeros años de la administración del presidente Felipe Calderón.

Después de mantenerse durante algunos años en el ostracismo político, Toño Morales está de regreso. Se ve como el candidato más fuerte a ocupar la presidencia del Comité Directivo Municipal del Partido Acción Nacional en Colima y ello lo pone, en automático, como el más firme aspirante a ser el abanderado a la alcaldía capitalina en las elecciones del próximo año.

En múltiples ocasiones lo hemos venido comentando en este espacio: El PAN pretende jugar con lo mejor que tiene en los comicios generales del próximo año y Toño es una de sus cartas fuertes. Por ello la pregunta llega en automático… ¿Cuáles serán los otros panistas de élite que se destaparán en las próximas semanas?

Proyecto verde: Hay quienes piensan que la negociación entre los partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de México está sellada desde hace varios meses en el estado de Colima.

Por un lado, el partido del Tucán está impulsando la carrera y las aspiraciones políticas del diputado federal Nabor Ochoa para que sea el candidato de la alianza entre ambos partidos políticos a la gubernatura del estado. En la otra banda, no son pocos los que aseguran que el legislador local, Mariano Trillo Quiroz, tiene en sus manos más de medio boleto para ser el candidato del PRI-Verde a la diputación federal por el segundo distrito electoral.

Sin embargo, pase lo que pase y suceda lo que suceda, en los comicios generales del 2015, el Partido Verde en Colima está frente a una realidad política inocultable: El diputado federal Nabor Ochoa López se convertirá, a partir del próximo año, en el nuevo dueño de la franquicia del partido en Colima. Y es que, al evaluar las figuras de Ochoa López y Trillo Quiroz, simple y llanamente, no hay comparación.

Encuentro: Los líderes de las fracciones parlamentarias en el Senado de la República, Miguel Barbosa, por el PRD; Emilio Gamboa Patrón, por el PRI; y Jorge Luis Preciado Rodríguez, de Acción Nacional, iniciarán un diálogo de tres días en donde, de manera conjunta, buscarán encontrar soluciones a la crisis política en la que se encuentra el país después de los acontecimientos de Iguala, Guerrero.

Serán tres días de intensos diálogos en donde los jefes de las bancadas en la Cámara Alta del Congreso de la Unión buscarán tejer acuerdos para tratar de solucionar los problemas que enfrenta el país en el presente. Sin duda, una reunión de alto nivel en donde los actores políticos buscan encontrar soluciones para un problema que de la noche a la mañana se convirtió en un asunto de gobernabilidad.

Aquí lo hemos comentado en infinidad de ocasiones: El senador colimense Jorge Luis Preciado Rodríguez está jugando en otra liga política. Y ello es bueno para Colima, pero sobre todo, es bueno para su partido, Acción Nacional.

Por cierto, varios analistas políticos de la capital del país han venido mencionando con insistencia que Preciado es hoy por hoy uno de los más fuertes aspirantes a la dirigencia nacional de su partido.

La realidad: Lea usted la siguiente información, amable lector, son datos desgarradores, datos del México de nuestros días:

“Niños que cambian libros o juguetes por armas o que dejan la formación escolar por el aprendizaje con las mafias, se han vuelto un panorama común en México, donde estudios de organizaciones civiles aseguran que alrededor de 30 mil menores cooperan con grupos criminales.

“Uno de los casos más crudos y sonados en el país fue el del ‘niño sicario’ Edgar Jiménez Lugo, alías ‘El Ponchis’, quien al momento de su captura a los 14 años era acusado de varios asesinatos, entre ellos decapitaciones de sus víctimas.

“El joven, que tenía nacionalidad estadounidense, cumplió en noviembre del año pasado una condena de tres años, la máxima que se le podía aplicar por su edad, por los delitos de delincuencia organizada, homicidio, secuestro y posesión de drogas.

“Jiménez fue repatriado a Estados Unidos ese mismo mes pero las personas que trataron con él aseguran que no se arrepintió de sus delitos y que es probable que vuelva a delinquir”.