Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán

En capilla: Queda la percepción de que los días de María Isabel Espinosa como delegada en Colima de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) están contados. Ya son muchas las voces que piden su renuncia. Parece que desde su posición gubernamental se ha dedicado a hostigar a los negocios de la entidad.

Insistimos, son muchas las quejas del comercio organizado y algunos particulares en contra de la delegada de la Profeco. Sus altanerías y actitudes prepotentes la tienen hoy sentada en el banquillo de los acusados. La sentencia puede llegar en cualquier momento con el nombramiento de un nuevo responsable de esa oficina.

El día de ayer, el líder de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) en la entidad, Andrés Rivas Franco, parece que dio la puntilla, al mencionar que “más de 50 comercios han sido afectados por la Profeco”. En tiempos de crisis, lo dice la regla, hay que quitar todo lo que obstruye el progreso, y la señora delegada, hay que decirlo como es, se ha convertido en una enemiga de los comerciantes.

Indignación: La ola de violencia alcanzó a la clase política: “Autoridades de Zacatecas encontraron una camioneta abandonada y en su interior el cadáver calcinado del diputado federal por Jalisco, Gabriel Gómez Michel, junto a otro cuerpo.

“La Fiscalía de Jalisco informó que Gómez Michel fue secuestrado en Tlaquepaque, Jalisco, y que sus restos, junto a los de un asistente, fueron hallados calcinados en su camioneta en Ajulco, Zacatecas.

“El fiscal Luis Carlos Nájera afirmó que contra el legislador del PRI no existían amenazas y tampoco se exigió el pago de un rescate. Detalló que la tarde de ayer, alrededor de las 18:00 horas, el legislador viajaba en una camioneta Suburban azul, sobre Periférico y la Calle Morelos, en Tlaquepaque, Jalisco.

“Gómez Michel iba acompañado de un asistente y ambos se dirigían al Aeropuerto de la Zona Metropolitana de Guadalajara cuando fueron interceptados y privados de su libertad por los ocupantes de una camioneta blanca”.

El crimen del legislador priísta, quien fue alcalde de El Grullo, ha causado consternación en todos los círculos políticos del país.

Conciencia: El secretario de Salud, Agustín Lara Esqueda, encendió el día de ayer los focos de alerta:

“Hay un incremento en las precipitaciones pluviales; de acuerdo a Conagua, las presas en la entidad están llenas y eso nos lleva a una gran saturación de mantos freáticos y por ende, a tomar todas las medidas preventivas para que en 2015 no haya incremento alguno en casos de enfermos de dengue”.

En efecto, vivimos tiempos en los que tenemos que incrementar las alertas para evitar la proliferación del zancudo transmisor del dengue. Hace bien el titular de la salud pública al hacer un llamado a la población para participar todos en la batalla contra esta enfermedad.

Por cierto, de acuerdo con las estadísticas, en este año se podrían presentar en promedio mil casos de dengue, una cantidad 400 por ciento menor a la que se presentó en el año 2010, cuando Lara Esqueda fue llamado por el gobernador Mario Anguiano para ocupar la cartera de la Secretaría de Salud.

Ya lo dijo el mandatario estatal el pasado seis de septiembre: “El área de salud es una de las mejor evaluadas en mi gobierno”.

La chiquillada: En el Partido del Trabajo (PT) están enojados con los organismos electorales. Dicen los petistas que “el IEE está buscando desaparecer a los partidos chicos”. Y tiene razón en sus conceptos, porque al final de cuentas, la esclavitud de nuestros días, en la mayoría de los casos, es económica.

“El Partido del Trabajo en la entidad denunció que el Instituto Electoral del Estado pretende desaparecerlos disminuyendo el presupuesto anual que se le otorga y agregándolo al PRI y PAN.

“El legislador Marcos Barajas Yescas manifestó que mediante la aplicación inmediata de la reciente modificación al Código Electoral del Estado de Colima, quieren desaparecer a quienes representan la izquierda propositiva.

“Indicó que el IEE debe pugnar por el fidedigno desarrollo de la democracia, pues a pocos días de que dejen los cargos los consejeros no han priorizado conducirse apegado a principios rectores de autonomía, certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad como lo señala la ética de su encargo”.

La queja del PT tiene lógica; y es que, en estos tiempos, queda la impresión de que los partidos de la izquierda son algo así como una especie política en peligro de extinción.

Defenestrado: En las entrañas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) existe una profunda indignación en contra de las actitudes que ha asumido el diputado local Francisco Rodríguez, quien por cierto, se caracteriza políticamente por lo que habla, no por lo que trabaja.

Por eso, las diferentes tribus del PRD en Colima ya se están uniendo, pero no para confrontar a sus adversarios políticos, como serían el PAN o el PRI, sino para desconocer al diputado Rodríguez.

Vaya trabajo político el que se realiza en el PRD. La pregunta, en consecuencia, es simple: ¿Quién se va a quedar con el cascarón político de cara a las elecciones del primer domingo de junio del 2015?