Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán.-

Escándalo: La figura del senador colimense Jorge Luis Preciado Rodríguez sigue metida en escándalos de proporciones nacionales. El día de ayer, el periódico “El Universal” le dedicó el siguiente párrafo:

“En la bancada panista en el Senado cuentan que hace unas semanas el coordinador parlamentario, Jorge Luis Preciado, organizó tremendo fiestón en el Estado de México, e invitó a sus colegas del grupo que aspiran a ser candidatos a las gubernaturas de sus estados en las próximas elecciones del 2015. Con la propensión que tiene don Jorge Luis a las pachangas y de algunos de sus correligionarios por invitar a bailarinas -y que luego les da por grabar videos para el recuerdo-, varios legisladores declinaron la invitación de su líder. No fue desconfianza, pura precaución, nos aseguran”.

Hasta ahí la transcripción del texto. Pero una cosa es cierta, el nombre de Jorge Luis, para bien o para mal, está en las grandes ligas de la política nacional.

La alianza: Dicen los enterados que el día de mañana, en algún lugar de la zona norte del estado, se reunirán algunos de los militantes destacados de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, con el propósito de “tomarse una tacita de café, pero desde luego, con la intención de hablar más en serio que nunca de la posibilidad de formar una alianza camino a las elecciones del 2015”.

Comentan que los representantes del PAN y PRD están plenamente convencidos de que la alianza camino al siete de junio del 2015 no es un pacto ideológico, es un tándem político que tiene su sustento en la conveniencia, pues todos están en la mejor disposición de “poner un granito de arena para cumplir con el sueño de muchas generaciones de colimenses que han impulsado la alternancia política. Es la hora de sacar al PRI de Palacio de Gobierno, es su lema”.

Se afirma también que “la coalición debe tener el objetivo de ganar la elección y para ello, lo primero que se busca es tener un candidato competitivo. Todos los que impulsan la alianza, se dice, están volteando hacia la presidencia de Manzanillo, en donde despacha Virgilio Mendoza, a quien panistas y perredistas visualizan como el candidato ideal del proyecto bipartidista”.

Prevención: Ayer por la mañana, el secretario de Educación, José Guillermo Rangel Lozano, emitió la orden: “Se suspenden las clases en el municipio de Manzanillo en todo el sistema de Educación Básica; es decir, en preescolar, primaria y secundaria”.

La noticia causó expectación en los padres de familia, que en muchos de los casos ya habían llevado a sus hijos al plantel educativo. ¿Por qué el día de hoy sí se suspenden las clases y ayer que llovió mucho no?, fue la interrogante inmediata que se escucharon en varios planteles educativos.

La respuesta es totalmente técnica y comprensiva: El Gobierno del Estado no quiso tomar ningún riesgo con la seguridad de los estudiantes. Y es que, ayer por la mañana, el Servicio Meteorológico Nacional emitió un comunicado en donde pronosticaba para el puerto de Manzanillo lluvias torrenciales de 250 milímetros. Las predicciones de los expertos eran caóticas, una lluvia así es suficiente para causar serios destrozos, pero también, para poner en riesgo la seguridad personal de todos los ciudadanos.

Por eso hay que aplaudir la medida y dar a gracias a Dios de que no cayó el agua que se había pronosticado.

Reubicación: Como todos los años, hubo problemas de inundación en la comunidad de El Centinela, en el municipio de Manzanillo, a consecuencia de las lluvias causadas por “Norbert”.

Es la misma historia. Siempre son decenas de familias de esa zona las que quedan incomunicadas y todos los años, los sistemas de seguridad se activan para rescatarlas de las zonas de riesgo.

Es hora de darle una solución definitiva al problema. Alguien, desde el poder público y político, debe sugerir, a la voz de ya, la inmediata reubicación de los habitantes.

Trampas: Las intensas lluvias que azotaron por cinco días consecutivos al estado de Colima originaron que en la autopista Cuyutlán-Manzanillo sufriera afectaciones de forma extrema. A la altura del puente de Tepalcates, la carretera registra deterioros de tal magnitud que los pozos son verdaderas trampas que ponen en peligro la estabilidad de los automóviles.

La autopista referida, conceptuada como una de las más caras del mundo, tiene poco mantenimiento y la prueba está en que la lluvia torrencial dejó al descubierto los pobres materiales de la carpeta asfáltica. Justo sería que nuestros legisladores federales gestionaran la cancelación de esa concesión y la pasaran a los auspicios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para garantizar el buen funcionamiento de ese tramo.