Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/Baldomero Díaz Gaytán

La ofensiva: El senador de la República, Jorge Luis Preciado Rodríguez, está preparando su Informe Legislativo, mismo que, afirman sus seguidores, será un boom en la promoción de su imagen.

Pero no es todo: Preciado Rodríguez ya se está moviendo en los municipios de la costa colimense. De acuerdo con datos confiables, en las próximas semanas y meses se estará llevando a cabo un intenso programa de reparto de láminas de asbesto y de sacos de cemento a bajo costo, todo ello, con el sello político de las gestiones del poderoso coordinador de la bancada del PAN en el Cámara Alta.

Los responsables de promover la imagen de Preciado afirman que “allá por el mes de diciembre, la popularidad del senador estará por las nubes y listo para competir en las encuestas con el presidente de Manzanillo, Virgilio Mendoza”.

Jorge Luis quiere ser el candidato a la gubernatura por Acción Nacional. Y para lograrlo ya empezó con el movimiento elemental: Está abriendo la cartera.

La unidad: José Ignacio Peralta Sánchez, actual subsecretario de Comunicaciones del Gobierno Federal y a quien muchos consideran como el favorito para convertirse en el candidato del Revolucionario Institucional al Gobierno del Estado ha puesto el dedo en la llaga, al señalar que “en el proceso interno lo más importante es conservar la unidad del partido”.

Hace bien Peralta en enviar este tipo de mensajes políticos a los militantes y al resto de los precandidatos. El PRI sabe que le viene en el 2015 un proceso electoral bastante complicado, por lo tanto necesita llegar unido. El horno no está para bollos y eso lo sabe Nacho.

Por lo demás, sería sano que alguno de los Diez Aspirantes empezara ya a hablar del proceso de depuración de la lista. Diez son muchos y estamos a diez meses de la elección de junio del próximo año. Por tanto, lo más importante, es ir pavimentando el camino para que el proceso interno no se convierta en amontonamiento.

Es importante no perder de vista al profesor Federico Rangel que sigue captado más simpatizantes en distintos sectores de los diez municipios del estado.

Guerra sucia: En Manzanillo, desde el búnker del diputado federal Francisco Zepeda están saliendo varios escopetazos políticos en contra del secretario de Desarrollo Urbano, José Fernando Morán Rodríguez. Y ello está generando un preocupante escenario de descomposición hacia el interior del partido.

En el puerto, es del dominio público que el tema de la Unidad Deportiva “Mario Anguiano” y la campaña de desprestigio contra Morán fue ordenada y diseñada en la oficina de Francisco Zepeda. No es coincidencia que todos los analistas que juegan en el equipo de “Pico” hayan sido los más interesados en difundir las supuestas “inconformidades” de los ciudadanos.

El PRI debe atajar lo que está sucediendo en Manzanillo. ¿De qué sirvió ofrecer la mano en el Consejo Político si por la espalda las puñaladas están en todo lo alto? En el PRI de Manzanillo la guerra sucia está en todo lo alto. Y lo peor es que no hay nadie que tenga la disposición política para ponerle freno a dicho enfrentamiento.

Sin cuadros: El diputado local por el Partido de la Revolución Democrática, Francisco Rodríguez, reconoció que tienen muy pocos cuadros con posibilidades de ser candidatos a la gubernatura: “Si acaso están los fundadores del partido, Arnoldo Vizcaíno Rodríguez, de quien ya conocemos sus cualidades políticas y sabemos que es un hombre con un sólido talento político, también está el nombre de Jaime Sotelo, quien por cierto está buscando la dirigencia nacional”.

Pero lo más grave, desde la óptica del combativo diputado Rodríguez, gira en torno a que “en el PRD hay un grupo que está actuando al servicio del gobierno de Mario Anguiano. Hay un grupo de perredistas, tenemos que reconocerlo, que se siente muy cómodo cómo estamos, es un grupo que de manera sistemática respalda las políticas públicas del Gobierno del Estado”.

En consecuencia el mensaje que queda para el futuro es que en Colima tenemos dos PRD, el que está al servicio del gobernador y el PRD que está al servicio del Partido Acción Nacional, los que están impulsando la alianza del 2015 que tiene el objetivo de sacar al PRI de Casa de Gobierno.

No cabe duda, el perredista, al menos en el estado de Colima, es una especie en peligro de extinción.

La polémica: La regla dice que la Facultad de Ciencias Políticas es la que debería tener al mayor número de representantes populares. Pero no es así, en las últimas fechas, la Facultad de Letras y Comunicación de la Universidad de Colima es la que está nutriendo de nuevos valores a los partidos políticos.

Por ejemplo, los legisladores Gretel Culin Jaime y Donaldo Zúñiga son egresados de dicha facultad. Y el presidente municipal de Villa de Alvarez, Enrique Rojas Orozco, es otro de los comunicólogos que se encuentra en las primeras filas del poder.

No cabe duda, todo lo relacionado con los medios de comunicación tienen que ver y mucho con el perfil de los servidores públicos. Por eso, la carrera de comunicación se convirtió, en los últimos años, en motor de proyectos políticos.

Por ello, ante la conclusión viene la interrogante ¿cuál rol está asumiendo la carrera de ciencias políticas?