Del Mar al Volcán


Carlos Valdez Ramírez/J. Baldomero Díaz Gaytán.-

Crecimiento: El puerto de Manzanillo va en camino a convertirse en uno de los tres primeros de Latinoamérica, lo que dejará a Colima, sin duda, como una de las potencias económicas del país:

“En la actualidad ‘el puerto de Manzanillo se ha posicionado como la principal entrada para el manejo de mercancías en el comercio internacional, de las Zonas Centro y Bajío de la República mexicana’, así lo afirma en su sitio web la Administración Portuaria Integral (API) de Manzanillo, S.A. de C.V.

“Según dicha instancia del Gobierno Federal, el puerto de Manzanillo es para México el acceso más importante de contenedores, con una participación del 68 por ciento en el Pacífico mexicano y el 46 por ciento en todo el país.

“Por su ubicación geográfica privilegiada en el estado de Colima y la posibilidad de conectarse con los puntos industriales y de consumo más cruciales del territorio, ofrece una inigualable oportunidad de inversión para las compañías portuarias y es a la fecha un sitio decisivo para el desarrollo económico nacional.

“Su magnitud es tal, que su comunidad portuaria está formada por más de 20 entidades, algunas del gobierno, otras federales, del estado y otras privadas que operan en sus diferentes terminales, con los estibadores y demás trabajadores en general”.

Sin comentarios. Las estadísticas nos dicen que el crecimiento de Manzanillo es imparable.

Los chelistas: Históricamente, el famoso sector popular del PRI, la CTM, ha tenido posiciones de poder político. Hoy, entre las huestes del tricolor, se hacen apuestas para saber quiénes serán los recomendados de Graciela Larios Rivas que serán nominados como candidatos del tricolor.

Se habla que para las elecciones del 2015, la CTM tendrá como propuestas de candidatos al regidor de Manzanillo, Alberto Medina Urgell, quien es mencionado con insistencia como precandidato a la diputación local por el distrito XII. Fuera de ahí, el cetemismo no tiene cuadros como para poder competir electoralmente.

Hay que ser precisos y certeros en el comentario. A la Confederación de Trabajadores de México en Colima le urge una oxigenación de cuadros. De lo contrario, más pronto de lo que canta un gallo, entrarán en un profundo oscurantismo político.

Grandes ligas: El diputado federal Nabor Ochoa López se está ganando, con acciones, su lugar en la recta final por la candidatura del Revolucionario Institucional al Gobierno del Estado. El día de ayer, en la máxima tribuna del Congreso de la Unión, asumió la posición de defensa de la Reforma Energética propuesta por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Sin duda un buen logro político de Ochoa López, quien hay que decirlo, fue el único legislador de Colima que abordó la máxima tribuna legislativa del país para defender la propuesta del jefe del Ejecutivo federal. Una participación, sin duda, con alto contenido político.

Hay que recordar lo que dijo el legislador federal Arnoldo Ochoa González el lunes pasado: “Quien sea el candidato o candidata del PRI debe tener sólidas relaciones en México; quien no las tenga, es como un político sin alas”.

Con su participación en la tribuna el día de ayer, Nabor Ochoa envió el claro mensaje de que sí tiene alas para volar en el tema de la sucesión.

Precandidato: Aquí habíamos comentado que son cuatro los aspirantes más fuertes a ocupar la candidatura del PRI a la presidencia municipal de Colima: Los legisladores locales José Antonio Orozco Sandoval, Oscar Valdovinos Anguiano y José Verduzco Moreno, más el legislador federal Miguel Angel Aguayo López.

Dicen que en las entrañas del tricolor ya se solicitaron las primeras encuestas para medir la popularidad de estos cuatro aspirantes. Se menciona que el mejor evaluado fue Valdovinos Anguiano, mientras que quien salió en el último lugar de las encuestas fue José Antonio Orozco.

En consecuencia, Valdovinos tiene pie y medio en la candidatura, pues a poco más de medio año para definir quiénes serán los aspirantes a las presidencias municipales, no se ve por dónde puedan alcanzar al diputado local por el tercer distrito. Ni Aguayo ni Orozco ni Verduzco tienen el punch que se necesita.

Pero… no es descabellado pensar que esa candidatura a la alcaldía pudiera convertirse en un premio de consolación para alguno de los que no obtengan el premio mayor del 2015, la candidatura al Gobierno del Estado. Por lo tanto, es tiempo de esperar para ver cómo se mueven las aguas.