Dejan sin agua 2 comunidades


Jesús Lozoya Baeza.-

El robo de motores y cableados en la zona rural ha ido en aumento al grado de que este martes los ladrones dejaron sin servicio de agua potable a las poblaciones de Jalipa y de Francisco Villa al robarse el cableado del pozo que abastece el vital líquido.

Situaciones similares se han registrado en poblaciones como San Buenaventura, donde los afectados han sido ejidatarios que se ven en la necesidad de cooperarse para volver aponer en marcha sus equipos.

En comunidades rurales de la zona alta se han robado hasta los motores, significando una importante pérdida de dinero que ya ha desesperado a los campesinos y comienzan a amenazar con hacerse justicia por mano propia.

Sobre el hurto del cableado en Jalipa que dejó sin agua potable a más de 3 mil personas, el delegado de este lugar, Iván Figueroa, dijo que a pesar de que personal de la Capdam acudió a resolver el problema, de cualquier forma se quedaron sin agua por 24 ó 48 horas.

Ante esta situación que podría repetirse, estimó urgente reforzar las tareas de seguridad, pero también una labor de investigación que permita llegar con los delincuentes, pues ellos quieren el cable para venderlo como chatarra y en Manzanillo están identificados los compradores.