Deberes para la temporada de lluvias


Los primeros que tienen que poner manos a la obra son los de Servicios Públicos del gobierno municipal y la Capdam

El próximo 15 de mayo da inicio de manera oficial la temporada de ciclones 2018 para el Océano Pacífico mexicano, que concluirá el 30 de noviembre. Aunque no siempre la temporada se abre con un fenómeno de éstos, y a veces ni siquiera con una lluvia, sabemos que a partir de esa fecha en delante, los aguaceros ya se pueden desprender. A través de este espacio quiero instarlos a la prevención de inundaciones.

Los primeros que tienen que poner manos a la obra son los de Servicios Públicos del gobierno municipal y la Capdam, limpiando y desazolvando alcantarillas pluviales, drenajes públicos, cauces de arroyos o ríos, así como revisar que las bombas estén en óptimas condiciones.

En cuanto a la población, debemos hacer conciencia para no tirar basura en la vía pública y respetar los horarios y lugares adecuados para depositar ahí nuestros desechos domésticos; porque, cuando estas prácticas las hacemos fuera de hora y lugar, la basura se esparce, yendo a dar hasta las alcantarillas. Una vez ahí, éstas se tapan, provocando con ello que se registren severas inundaciones en barrios, colonias y zonas de la ciudad, todo por la irresponsabilidad de algunos ciudadanos.

Desafortunadamente, Manzanillo es una ciudad que no se caracteriza precisamente por su limpieza, pero si no queremos sufrir inundaciones, es hora de disciplinarnos en el cuidado de nuestro entorno urbano. Si se visitan los ríos, también hay que recoger toda la basura que generamos durante nuestra estancia y no dejársela a la corriente para que se la lleve. Todo eso puede ocasionar un dique, tapón o represa, y al no correr el agua del río causaría graves inundaciones por la basura que ahí dejamos.

Al rato, cuando pasan los siniestros, le echamos la culpa al gobierno, al cambio climático, a la mala suerte, etc.; pero nunca reconocemos nuestra parte de culpa. Así que, ya lo sabe: Hay que empezar desde ya con la prevención de posibles inundaciones. Hay que proponernos, muy en serio, a tener un Manzanillo limpio y seguro contra los embates de la naturaleza.

Ya que hablamos del tema de las próximas aguas, también es hora de empezar a impermeabilizar el techo de su vivienda, porque una vez que empiece a llover, esta tarea será más difícil, o de plano tendrá que esperarse a que haya un largo período de secas, pues empezando los temporales y las precipitaciones pluviales, las losas guardan humedad.

Le aconsejo como siempre que utilice impermeabilizante de color blanco, ya que este color es especial para climas calurosos, como el nuestro, ya que es frío y evitará que su techo absorba el calor solar.

Recuerde que a finales de julio y hasta principios de septiembre estaremos en la época de La Canícula, la temporada más calurosa de todo el año, por lo que el impermeabilizante blanco le protegerá de la lluvia y le ayudará a disminuir considerablemente el calor al interior de su casa; por el contrario, si impermeabiliza con color negro o rojo, como hacen muchas familias, le aseguro que tendrá un verano insoportablemente caliente.

Qué tenga un bonito día.

Se el primero en comentar en "Deberes para la temporada de lluvias"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.