De volcán a volcán


VENGANZA LEGISLATIVA AZUL

 

Carlos Avalos

 

Tras la inconformidad de la sociedad por el famoso aumento a las prestaciones de los diputados que conforman el Congreso del Estado, con un salario por más de 200 mil pesos; mediante un boletín, los congresistas de la fracción azul manifestaron una disposición disfrazada y condicionada para que a la brevedad se revise el tabulador de sueldos y prestaciones.

Los integrantes de la Quincuagésima Octava Legislatura emprendieron así la contraofensiva a la sociedad que los criticara duramente por el famoso “sobresueldo” que se habían votado, encubierto por la denominada “Partida de Previsión Social Múltiple”, quedando al descubierto en los medios de comunicación, a los cuales ahora tachan de haber subido un formato incorrecto, mal informando a la opinión pública y que ocasionaron que se levantara ámpula entre la sociedad.

Ahora, los 10 diputados que integran la bancada panista se pronunciaron porque no sólo se les descuente a los diputados, sino que eso contemple también al gobernador del estado y los 10 alcaldes, anunciando que quedarán desprotegidos “muchos colimenses”.

El texto dice al calce: “Las propuestas que se plantean dejarán sin duda desprotegidos a muchos colimenses; sin embargo, creemos que la sociedad es la que tiene la última palabra y es por ello que pugnaremos porque todos los recursos que reciben, no sólo los diputados, sino todo funcionario público, se manejen con reglas claras y se rindan cuentas a la ciudadanía”.

Anunciaron que en el transcurso de la semana presentarán iniciativas de modificación de la Ley de Administración Pública, Ley del Municipio Libre y la propia Ley Orgánica del Congreso del Estado, para prohibir expresamente que Ejecutivo, munícipes y diputados ejerzan partidas especiales usadas de manera discrecional en apoyo a peticiones sociales, toda vez que la atención a grupos vulnerables y a la sociedad desprotegida debe ser una de las principales prioridades de todo orden de gobierno, pero esto se debe de atender con los programas que para ello se implementen y las instancias correspondientes sean auditadas y transparenten la entrega de dichos recursos; lo cual deja claro en la postura, el revanchismo en contra de la sociedad por no dejarlos cobrar en paz.

NICOLAS CONTRERAS, EL DIPUTADO CONGRUENTE

La tripleta del grupo parlamentario “Compromiso por Colima”, conformada por Francisco Javier Ceballos Galindo, Luis Ayala Campos y Nicolás Contreras presentaron expresamente una iniciativa para eliminar la facultad que tiene el diputado de ejercer recursos, luego de la indignación social por el sobresueldo de los congresistas locales, haciendo con esto una vez más que el diputado Contreras mostrara más congruencia en su actuar como legislador.

El que sí de plano se vio muy mal con esa actitud de tirarse al suelo a ver quién lo recoge, es Luis Ayala Campos, el famoso “Güichín”, que en la entrevista concedida a medios, se sigue pronunciando que no tiene necesidad del sueldo de diputado, pues con lo que gana en la radio le basta y le sobra al locutor-diputado.

Que él sabe de la pobreza y bla, bla, blá, pero que no sabía si ya le había llegado el sueldo a la tarjeta, como no necesita de esos recursos… Entonces queda para nosotros hacerle la propuesta: Como está tan despreocupado económicamente, que done su salario a instituciones de beneficencia pública. Cruz Roja y Bomberos se le agradecerían infinitamente si les diera 100 mil a cada institución mensual, y claro, la ciudadanía también. Pero por hoy el espacio se termina y como dijo Don Chuyaco… ¡Adió!