Cuyutlán, un puerto ecológico como Singapur y Malasia

Puerto de Klang en el Estado de Selangor, Malasia, a 38 km de Kuala Lumpur.

Es necesario una evolución legal en México en torno al tema: Alejandro Miranda Oceguera

Carlos Valdez Ramírez/William Valdez Verduzco

Así como los recintos primermundistas de Singapur y Malasia, que procuran que sus construcciones portuarias afecten lo menos posible al medio ambiente, el proyecto de la ampliación hacia la laguna de Cuyutlán también velará por el respeto ecológico.

Lo anterior fue expresado en entrevista exclusiva para El Noticiero de Manzanillo por el Vicealmirante Alejandro Miranda Oceguera, ex director de la Administración Portuaria Integral (API) de este recinto colimense.

Imagen de la dinámica comercial del puerto de Singapur, de noche.

Dejó en claro que el sistema portuario no se escapa de esa obligación, ya que no es una cuestión de publicidad, moda o tendencia, sino que es una positiva obligación normativa que nos beneficia a todos; sin embargo, resaltó que es necesario una evolución legal en México en torno al tema.

“Las empresas internacionales en Asia que se dedican a ello tienen esa experiencia, tienen claramente esa cultura; no obstante, coinciden en que los legisladores locales y el Congreso de la Unión de nuestro país, deben mejorar y actualizar las leyes ambientales para permitir un desarrollo portuario primermundista.”

Métodos Sustentables

Detalló que aquí en México “tenemos un candado en el manejo de especies como el mangle, que a veces impide ese desarrollo portuario; sin embargo, tenemos los métodos de construcción adecuados para que los procesos de ampliación del puerto se apliquen de manera sustentable.”

El nuevo puerto de Manzanillo podrá ser un ejemplo ambiental gracias a que hoy en día el respeto ecológico es una norma a nivel mundial.

Cabe recordar que más de 50 mil árboles de manglar han sido cultivados y sembrados en 32 hectáreas tanto de la zona de la laguna del Valle de las Garzas como en la laguna de Cuyutlán.

Vivero de mangle en Fondeport para reforestación portuaria.

En el vivero ubicado en la zona de Fondeport, uno de los pocos que existen en el país, se cultiva mangle sembrado desde la semilla y de tres especies.

Gracias a este espacio, también ha sido posible mantener la franja de árboles que se observa desde el Valle de las Garzas hasta Las Brisas, como parte de la delimitación del recinto portuario, siendo un cinturón ecológico que pocos puertos la tienen.

Regresar a Asia

Finalmente, precisó que la intención de que una misión comercial de Manzanillo regrese a Singapur y a Kuala Lumpur, es para hacer un seminario y lograr un acercamiento en corto con empresarios interesados en invertir en el futuro portuario de esta ciudad.

“Son propuestas que ya dejamos en el tintero y que creemos se deben aprovechar; estamos en las fases de estudio con Cuyutlán y esto permitirá definir qué puerto queremos, y seguramente buscaremos a empresas como esas que nos aporten sus experiencias en ese sentido.”, puntualizó.

Se el primero en comentar en "Cuyutlán, un puerto ecológico como Singapur y Malasia"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.