Crisis de guardavidas arriesga a visitantes


Ahogados cada mes; autoridades deben voltear a ver el problema: rescatista voluntario

William Valdez Verduzco

La grave crisis de guardavidas que atraviesa Manzanillo, arriesga no sólo a los bañistas locales, sino también a visitantes de otras ciudades del Estado, turistas nacionales y hasta a extranjeros que buscan disfrutar de este destino paradisíaco.

Lo anterior fue expresado en entrevista exclusiva para El Noticiero de Manzanillo, por José García Magaña, deportista de alto rendimiento oriundo de esta ciudad-puerto, que ha representado a nuestro municipio en diversos campeonatos celebrados en varios puntos del país, en la disciplina acuática de natación.

Relató que desde sus abuelos, su familia se ha dedicado al rescate voluntario durante décadas, al tratarse de una labor altruista que requiere del conocimiento adecuado y del dominio de la técnica, un aspecto que ellos cubren ampliamente cuando de adentrarse al mar se trata.

Explicó que junto con su padre, primos, tíos y surfistas locales, integran la agrupación Rescate Acuático Voluntario MZO, donde un total de 25 manzanillenses altruistas se han dedicado año tras año a resguardar una de las playas más concurridas de la ciudad: Miramar.

Equipo e infraestructura, retos por superar

“Hay muchos retos todavía en cuestión de equipo y de infraestructura. Nosotros cubrimos solamente esta playa, pero ¿Qué pasa desde Las Brisas hasta Santiago? Si hubiera recursos para contratar a nadadores y surfistas locales, que son los que conocen nuestras aguas, podríamos tener saldo blanco sin personas ahogadas todo el año.”

Detalló que además de torres de guardavidas, hace falta que las autoridades doten desde boyas de rescate, aros salvavidas, unidades de oxígeno, botiquines y camillas rígidas, hasta silbatos, cuerdas, bolsas de rescate y uniformes.

“El Airway Mask Bag Unit, conocido como AMBU, por ejemplo, es una especie de respirador artificial que además de evitar la transmisión de cualquier tipo de enfermedad por contacto con la víctima, facilita y eficientiza más la labor de insuflar aire que con el tradicional boca a boca.” 

Por último, agregó que una cuatrimoto, por ejemplo, permitiría trasladarse en la arena a los puntos más cercanos de las emergencias, además de que con motos acuáticas podrían llegar en segundos a donde las víctimas están luchando por su vida. “En ocasiones las corrientes ya se llevaron a los bañistas casi medio kilómetro mar adentro; en estos casos el tiempo y la capacidad de reacción juegan un papel de vida o muerte.”

Se el primero en comentar en "Crisis de guardavidas arriesga a visitantes"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.