Convocatoria pública para elegir magistrados, lo ideal


Se tiene que evaluar no sólo el conocimiento, también su vida pública y que los aspirantes presenten declaración patrimonial

Aunque la sentencia dictada por la Corte, solo se refiere al procedimiento mediante el cual el gobernador Ignacio Peralta decidió a qué personas proponer, por lo que correspondería al titular del ejecutivo presentar una nueva terna; pero en el caso de que se emita una convocatoria pública, quedaría satisfecha la pretensión de quienes se ampararon, porque todos lo hicieron en el mismo sentido, señalando que no tuvieron oportunidad de participar en el mismo proceso de selección.

Señaló la doctora en Derecho, Yarazeth Villalpando, quien destacó que una vez que haya una convocatoria pública donde todos tengan esa oportunidad, ya no va a haber materia de amparo. “La convocatoria también tendría, desde mi punto de vista jurídico, que ser emitida por el gobernador, sin embargo eso no impide que sea en forma conjunta, donde participe también el Congreso en todo el proceso”.

Indicó que algunas personas han queriendo aprovechar la nulidad en los nombramientos, señalando que ya no existe una forma de nombrar en el Congreso y que éste lo puede hacer por mutuo propio; comentando además, que no requieren de las dos terceras partes, “yo les quiero decir, haciendo un análisis jurídico del tema, sin apasionamientos, que eso es incorrecto”.

Villalpando Valdez dijo sentirse segura ante cualquier proceso de selección que se instaure para elegir a los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, ya que su experiencia le da la certeza de que su nombre figurará en la nueva terna, ya que ha tenido un trabajo impecable dentro de la institución, porque sus resoluciones han estado apegadas a derecho, sin favoritismos.

Así he sido en todo mi actuar, de los amparos que han promovido en contra de mis sentencias, he ganado alrededor del 90%, porque es muy difícil que cuando haces las cosas bien haya errores en el camino o malas interpretaciones; eso garantiza el trabajo que he realizado a lo largo de mi carrera jurídica.

Yarazhet Villalpando es originaria de Sinaloa, pero es colimense por adopción, ya que desde pequeña vive en la capital del Estado, hizo su licenciatura en Derecho en la Universidad de Colima, la maestría en Administración de Justicia en el Instituto Nacional de Ciencias Penales, y el doctorado en Derecho, en el Centro de Estudios de Posgrado en Derecho.

Fue actuaria segunda y primera secretaria de acuerdos del Tribunal de lo Contencioso Administrativo; más tarde fue asesora de la Comisión de Reglamentos y Asuntos Parlamentarios en el Senado de la República; también fue asesora en la Comisión de Estudios Legislativos del Senado de la República; auxiliar administrativo de la presidencia, proyectista del Tribunal de lo Contencioso Administrativo en Colima; Oficial Mayor del Congreso del Estado de Colima, auxiliar administrativo de la presidencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y actualmente asesora legislativa y consultora en materia administrativa y fiscal.

 

EXISTEN INSTITUCIONES QUE PUEDEN EVALUARLOS

Ante la pregunta, de si existen en el Estado quién puede evaluarlos para saber quiénes son expertos en el tema, Villalpando Valdez, aseguró que sí, “existe la Universidad de Colima, el Tecnológico y otras universidades privadas que bien pudieran realizarlas, ellos se pueden encargar del examen académico y lógicamente también los miembros destacados de la sociedad o del Derecho, que nos evalúen nuestra área social, no nada más queremos a una persona que sea una lumbrera en el estado, porque aprenderse de memoria un Código cualquiera pude hacerlo, pero saber manejar ese código en una resolución no cualquiera lo hace”.

Indicó que también es importante el tema social, ya que es fundamental que quienes ejercen este tipo de cargos, presenten sus declaraciones patrimoniales y que éstas concuerden con su estilo de vida; “en ese sentido, no tengo nada que ocultar, porque soy una persona que trabajo desde los 15 años de edad y mis bienes son una casa, un carro y la educación de mis hijos, en eso he invertido mis ingresos”.