“Consultitis”


René Macías Zamora.-

En días recientes nos enteramos que existe una serie de consultas populares que diversos partidos políticos están impulsando para realizarse en el 2015, junto con las elecciones federales.

El PAN está impulsando una consulta para preguntarle a la población si está de acuerdo en que se incremente el salario mínimo. El PRI, por su parte, pregunta si están de acuerdo en eliminar 100 diputados (de los 500 existentes) plurinominales y 32 senadores (de los 128 existentes) también plurinominales.

El PRD ha propuesto una consulta popular para preguntarle a la población su opinión en relación a la Reforma Energética que privatiza el petróleo y la Comisión Federal de Electricidad. De esa “consultitis” surgen varias preguntas:

¿Por qué el PAN va a preguntarle a una población, donde más del 50% se debate entre la pobreza y la miseria, si quieren que se le incremente el ingreso? Usted, amable lector, ¿cuál cree que será la respuesta? ¿Será necesaria una consulta para conocer esa respuesta? Obvio que no. ¿Por qué no incluyeron ese aspecto en la Reforma Laboral? ¿No será que en realidad su objetivo sea otro?

¿Por qué el PRI está interesado en recortar los plurinominales? ¿Por qué sólo 100 y 32? ¿Por qué no propone que se recorten los 200 plurinominales? ¿Por qué no incluyeron ese punto en la Reforma Político-Electoral? ¿Por qué no se plantea, mejor, la disminución de los estratosféricos sueldos y de infinidad de prestaciones que gozan los legisladores para ahorrar una mayor cantidad? ¿Por qué sólo plurinominales? ¿Por qué no se recortan de todos los legisladores para mantener la pluralidad? ¿Por qué sostener la mentira de que nadie votó por ellos? ¿Por qué no eliminar mejor a los corruptos y vendepatrias? ¿Por qué no eliminar a los faltistas?

Y lo más incongruente: ¿Por qué no sólo se ponen de acuerdo en el Congreso PRI y PAN, aprovechando su mayoría, para hacer esos cambios sin preguntarnos como hicieron con la privatización del petróleo y con la venta de las playas a los extranjeros? Temas que son de mayor relevancia para el país.

La consulta impulsada por el PRD está obligada porque nuestro partido se manifestó siempre en contra de la privatización del petróleo, tema que es de gran importancia para el futuro de la nación y que se realizó sin tomar en cuenta la opinión del pueblo, el mismo pueblo que entregó, en 1938, su patrimonio, sus ahorros, su voluntad y su esperanza para liquidar y hacer realidad la expropiación petrolera.

El pueblo que apoyó al General Lázaro Cárdenas en una iniciativa valiente, de gran nacionalismo, realmente audaz, en contra de una potencia mundial. Y, sobre todo, porque estamos convencidos que la opinión del pueblo es contraria a la opinión y a la Reforma energética de los legisladores del PRI y del PAN.

En ese contexto, ante tantas dudas y aspectos tan obvios, es fácil llegar a la conclusión que tanto el PRI y el PAN no buscan con estas consultas el beneficio de la población, sólo dar más “atole con el dedo” y crear un clima de confusión y desprestigio a la figura de la consulta popular, conclusión que parece ir más acorde con la trayectoria y actuar de esos legisladores.

A mí, en lo particular, me gustaría que se realizara una consulta que unificara las dos propuestas de PRI y PAN, relativas a la reducción de legisladores y del salario mínimo, una consulta donde se le preguntara a la población si estaría de acuerdo en que se les asignara a todos los diputados y senadores, y en general a toda la clase política (presidente, ex presidentes, gobernadores, secretarios de Estado, ministros de la Corte, magistrados del tribunal Electoral, senadores, diputados, presidentes municipales, diputados locales, regidores, rectores, etc.) el salario mínimo vigente durante todo su periodo de gestión.

¿No estaría usted de acuerdo, amable lector? El resultado debería ser vinculante (obligatorio) para todos los niveles de gobierno. Usted que entiende la importancia de la privatización del petróleo y el deseo de los mencionados partidos de desvirtuar el mecanismo de consulta popular, tiene la obligación moral de difundir entre sus conocidos ese conocimiento, que no lo van a presentar en la televisión ni en el radio.

Regidor del PRD en el Cabildo*