Con Marca Colima impulsarán economía local


Carlos Valdez Ramírez

 

En entrevista concedida a EL NOTICIERO MANZANILLO, César Castañeda, titular de Turismo en el estado, dijo, se planea la apertura de aproximadamente 10 tiendas donde se pretende captar al turismo que visita nuestros atractivos y ofrecerles los productos locales; para ello es necesario que se implementen nuevas formas de vender lo que aquí se produce.

 

Destacó la importancia de que alguien que arriba en barco y que sólo puede visitar el tortugario de Cuyutlán, pueda llevarse también café, sal, ponche, tortugas e iguanas de peluche, chocolates, aceite de coco, plátanos deshidratados y todos los productos de la Marca Colima.

“Hacer como en Costa Rica, si llegan a visitar el lugar de las ranas, ahí puedes adquirir ranas o mariposas de peluche, en llaveros, plumas, gorras, chocolates”. Dijo que aquí también podrían promocionar los uniformes de los equipos de futbol “Palmeros” o “Loros”. “Es curioso ver en los aeropuerto a los turistas con sombreros y tequila, porque no les estamos vendiendo nada más”, señaló.

Comentó que en Colima ya se ha hecho la parte más difícil, que es atraer a los turistas, pero ahora se tienen que encontrar las formas para que gasten más en artesanías y suvenires y no sólo en el hospedaje.

 

Citó como ejemplo Francia, que ha sabido sacar provecho del turismo y dijo que, en contraparte, México que es el noveno país más visitado por extranjeros, no se han sabido generar las opciones de mercado que se traduzcan en una mayor derrama económica.

 

Quien visita la torre Eiffel en París podrá encontrar en las cercanías de este atractivo tiendas donde se puede comprar de todo, bolsas, sombreros, paliacates, llaveros, ceniceros, encendedores “en cambio, vas al Ángel de la Independencia en la Ciudad de México y lo más cercano es un Sanborns, no hay nada qué comprar”, refirió.

 

En el rubro de las artesanías o suvenires -continuó- en Colima no hay esa parte del mercadeo alrededor de los atractivos “abrimos una tienda, hacemos que entren a la tienda pero no conseguimos que compren, se van sin comprar porque no les llama la atención lo que les ofrecemos”.

 

Citó como ejemplo que se puede llevar al turista a que visite las salinas, el museo de la sal, pero se les ofrece el producto en un costalito de yute y esa es una presentación muy barata –dijo- cuando se puede mejorar, por ejemplo, colocarla en una cajita, con una etiqueta que puede resultarle más atractiva a los turistas. En ciudades como Camargo o en Francia se vende hasta cuarenta veces más cara y es porque se les da una mejor presentación.

 

“En Suchitlán, Comala, tenemos las famosas máscaras de don Gorgonio, que podrían venderse muy bien y caras, pero tenemos que convencer al artesano de entrarle a la mercadotecnia, tenemos que cambiarles su mentalidad. En Europa cualquier cosa la venden muy caro, si te venden un chocolate, te dicen que quien lo elaboró fue el maestro artesano chocolatero de determinado lugar, y entonces pagan 15 euros por un producto de la misma calidad de uno de 15 pesos en México y la gente los compra”.

 

Para finalizar dijo que en Armería están entrando a esa área de ofrecer un producto a los visitantes y que es una especie de lotería y un juego de mesa conocido como “turista”, con los lugares más emblemáticos del Estado “son cosas que los niños pueden jugar y además es un recuerdo interesante y diferente”.