Compra de terreno en La Campana es legal

Zona arqueológica La Campana | Foto: EspecialZona arqueológica La Campana | Foto: Especial

La compra del predio conocido como “La Campana” se hizo de manera legal a quienes legítimamente acreditaron tener la propiedad del terreno, señaló Andrés Gerardo García Noriega, titular de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Estatal.

El pasado jueves, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez anunció que el Gobierno del Estado adquirió este predio de una superficie aproximada de 93 hectáreas, con el objetivo de llevar a cabo la creación de un Parque Arqueológico-Recreativo.

García Noriega descartó categóricamente que exista “una negociación por debajo de la mesa” en este tema, luego de que circulara en redes sociales la versión de una presunta compra irregular por parte del abogado Héctor Mancilla, quien representa a Rubén Valladares, quien se asume como poseedor de una fracción del predio.

Afirmó que, por el contrario, en el caso de estas dos personas sí existe una denuncia interpuesta por los auténticos  propietarios que vendieron al Gobierno, por invasión del predio, e incluso se giró una orden de aprehensión en contra de ambos.

Aseguró que el litigante Héctor Mancilla, abogado de Valladares, está libre bajo fianza pero sujeto a un proceso penal abierto por despojo e invasión ilegal, instaurado por los legítimos propietarios de la zona “La Campana”.

Por lo anterior, el funcionario estatal puntualizó que, en el caso de esta adquisición anunciada, se cuenta con todos los trámites apegados Valladares aparece como pro a la legalidad, ya que incluso en las oficinas del Registro Público de la Propiedad, se tiene el registro de los propietarios legales, “de ninguna manera esta persona Rubén pietario de ninguna hectárea terrenos, se tiene que verificar ese terreno”. Reiteró que la compraventa es un trámite legal y normal: “Es muy sencillo, cuando uno hace cualquier tipo de compraventa de terrenos, se tiene que verificar de siempre ante el Registro Público de la Propiedad para evitar cualquier problema; y no hay ningún problema en la propiedad de este terreno que ya es del Gobierno del Estado”.