Colombianos sueñan con vencer a Brasil


La selección colombiana de fútbol disputará el próximo viernes, en cuartos de final, un compromiso histórico ante su similar de Brasil y buscará vencer al anfitrión de ese evento con el fin de estar en las instancias finales de la Copa Mundial, en las que nunca antes un combinado “cafetero” ha estado.

     Los colombianos salieron primeros de su grupo tras vencer a Grecia (3-0), Cote d’Ivoire (2-1) y Japón (4-1). Posteriormente, enfrentaron a Uruguay en los octavos de final (2-0), resultado que los pone entre los ocho mejores equipos del planeta.

     El cuadro de Colombia es dirigido por el técnico argentino José Pekerman, quien es considerado como el mejor estratega en temas sicológicos, es decir por alentar mentalmente a sus jugadores y explotar su potencial en la cancha.

     “En eso, en la fortaleza mental, en lograr que los jugadores se convenzan de sus capacidades, de la idea de juego, de que pueden lograr lo que sea, radica gran parte del éxito o el fracaso de un equipo de fútbol”, escribió en su columna deportiva el periodista Gabriel Meluk, quien consideró que Colombia puede derrotar a cualquier equipo gracias a la psicología que está aportando Pekerman.

     El estratega logró que James Rodríguez, volante del combinado “cafetero”, se convirtiera en el Mundial de Brasil en el máximo artillero con cinco anotaciones.

     “Hoy, cuando Colombia vive una Copa Mundial surrealista, calificada como la de mejor producción de todas, con el juego más elogiado, con el mejor jugador del torneo, el mismo que es el artillero del Mundial; cuando todo el país vive con delirio esta fantasía y se siente invencible y poderoso; hay que creer y creer y volver a creer y seguir creyendo”, añadió Meluk en el diario El Tiempo.

     Este Mundial mostró a Rodríguez como un “crack” y como el jugador que desearán tener los mejores clubes del mundo. Los periodistas colombianos aseguraron que el artífice de ese hecho fue el técnico Pekerman, quien habló con el juvenil futbolista y le aseguró que con su talento podía ser uno de los mejores del mundo.

     “Este chico James no tiene límite, su futuro es impredecible y depende sólo de él, de su profesionalismo hasta ahora inalterable, porque condiciones le sobran. El mundo del fútbol está maravillado con su presencia, sus goles y fundamentalmente con su juego”, escribió el comentarista deportivo Iván Mejía Alvarez, en el diario El Espectador.

     Asimismo, el estratega ha podido explotar a otros jugadores tal es el caso de Juan Guillermo Cuadrado y Juan Fernando Quintero.

     Los colombianos quieren dañarle la fiesta al local, Brasil, que en los últimos compromisos no ha convencido del todo ni a su público, ni a los periodistas deportivos.

     Es la primera vez que Colombia está en unos cuartos de final gracias a las genialidades de jugadores como Rodríguez, Mario Yepes, David Ospina, Pablo Armero, entre otros.

     Ahora los “cafeteros” esperan derrotar a los brasileños para así soñar con las instancias finales del Mundial y de paso escribir con letras doradas los logros de Colombia en un campeonato Mundial de fútbol. Fin