Colimense fallece ahogado en la Laguna de Zapotlán


Ciudad Guzmán, Jal. (El Sur).- Una nueva víctima cobró la Laguna de Zapotlán al registrarse un desafortunado accidente que le costó la vida a Cirilo López Ruiz, de 41 años de edad, vecino de la colonia Fátima en la vecina ciudad de Colima.

Se conoció que el ahora occiso llegó al vaso lacustre acompañado de su esposa, su hijo de nueve años y dos menores más; se ubicaron en un punto del libramiento carretero norponiente para pescar utilizando una tarraya, de pronto al arrojarla se enredó en ella junto con su hijo y cayeron ambos al agua; milagrosamente el niño salió a la orilla, pero el adulto se hundió ante la desesperación de sus parientes.

En cuestión de minutos arribaron policías municipales que se introdujeron a la laguna para tratar de localizar al pescador, sumándose oficiales de la Unidad Municipal de Protección Civil y después de la Delegación Regional Sur de la Unidad Estatal y habían transcurrido casi tres horas cuando lo localizaron, pero ya sin vida. El cadáver se encontraba a una distancia aproximada de 100 metros de la orilla de la laguna y tres metros de profundidad.

Ante el fatal desenlace se solicitó la presencia de peritos de la Fiscalía General del Estado y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, para cumplir con los trámites legales y trasladar el cadáver al SEMEFO en donde fue entregado a sus familiares.

Ciudad Guzmán, Jal. (El Sur).- Una nueva víctima cobró la Laguna de Zapotlán al registrarse un desafortunado accidente que le costó la vida a Cirilo López Ruiz, de 41 años de edad, vecino de la colonia Fátima en la vecina ciudad de Colima.

Se conoció que el ahora occiso llegó al vaso lacustre acompañado de su esposa, su hijo de nueve años y dos menores más; se ubicaron en un punto del libramiento carretero norponiente para pescar utilizando una tarraya, de pronto al arrojarla se enredó en ella junto con su hijo y cayeron ambos al agua; milagrosamente el niño salió a la orilla, pero el adulto se hundió ante la desesperación de sus parientes.

En cuestión de minutos arribaron policías municipales que se introdujeron a la laguna para tratar de localizar al pescador, sumándose oficiales de la Unidad Municipal de Protección Civil y después de la Delegación Regional Sur de la Unidad Estatal y habían transcurrido casi tres horas cuando lo localizaron, pero ya sin vida. El cadáver se encontraba a una distancia aproximada de 100 metros de la orilla de la laguna y tres metros de profundidad.

Ante el fatal desenlace se solicitó la presencia de peritos de la Fiscalía General del Estado y el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, para cumplir con los trámites legales y trasladar el cadáver al SEMEFO en donde fue entregado a sus familiares.