Chispazos


Miguel Angel Palomera.-

Que por unos huevos de tortuga que arrojaron al mar, dos elementos de Seguridad Pública en Manzanillo fueron cesados y de paso los hicieron firmar “una baja voluntaria”, sin pasar siquiera por la Comisión de Vigilancia, Honor y Justicia; sin embargo, fueron advertidos que de no hacerlo, irían a la cárcel por el delito cometido tras una orden de cabina de radio que recibieron para acudir al lugar.

Ahora, estos claman porque se hagan las cosas de acuerdo al reglamento y dentro de los procedimientos legales que existen. Que por falta de conocimiento o más preparación académica tuvieron que pagar con ser dados de baja. También buscan ser reinstalados en la corporación de la DSP municipal.

Si es pobre la enseñanza académica será entonces también pobre el conocimiento que adquieran los empleados y/o servidores públicos, pero mientras son peras o manzanas, ¿Juan te llamas?

Que en la buena administración pública, el respeto al pueblo o a los que emitieron su voto, son dos cosas con la misma importancia y en la política que se práctica en nuestro país lo son más.

Se dice que mientras el en cargado o titular de la dependencia se esfuerza por agradar, con sus carisma, don de gente, buena simpatía, buen carácter, su amistosa persona; el buen administrador que éste(a) intenta ser, muchas veces no alcanzan junto a la apatía de algunos colaboradores que con su arrogancia, prepotencia o grosería, y que en su mayoría casi siempre se encuentran en puestos clave, opacan la imagen del funcionario en cuestión haciéndole una mala imagen a la persona que les dio la oportunidad de servir junto a ellos.

Ya entrados en gastos, algunos políticos en el estado y los que andan fuera de él, están preparándose para los comicios en el 2015. Pedro Peralta (PAN), ex diputado federal, consideran sus amigos y simpatizantes, que su trabajo y gestorías bien merecen una candidatura a algún cargo público; la verdad es que sería un buen prospecto, porque además ahora funge como regidor del Cabildo del Ayuntamiento de Colima.

Que durante los últimos años, en Manzanillo se han invertido más de 600 millones de pesos en obras compensatorias en la zona metropolitana, lo que ha traído mejoras; además, ya se consolidó el puerto con la terminación de la Central de Contenedores No. 2, que se ubica en la zona norte del recinto portuario, lo que traerá la creación de más de tres mil nuevos empleos. Todo está bien, pero si sigue el crecimiento y éste no es ordenado, bien vigilado y regulado, los problemas para los habitantes de este bello destino habrán de complicarse.

El desorden en el tráfico será de graves consecuencias, el destrozo en calles y avenidas será el pan nuestro de cada día. ¿Que se invirtieron varios millones de pesos en obras compensatorias? La verdad ha sido muy poco. Manzanillo necesita mucho más, sobre todo en la zona de Jalipa, con la construcción de nuevas calles y arreglar bien las existentes que dan desfogue al tránsito. Que las autoridades se fajen bien los pantalones y exijan a la Federación lo justo, que es mucho más.