Chispazos


Miguel Angel Palomera

QUE FINALMENTE se está escribiendo la historia de las candidaturas de Manzanillo para el próximo proceso electoral, algunas son para sumar y otra más bien para restar. En este mismo espacio habíamos dicho que los porteños habrían de ser testigos de cambios y sorpresas con los aspirantes y/o postulados por el Revolucionario Institucional.

Hasta el pasado fin de semana no se sabía nada de quienes irían por las diputaciones locales y ya se dio, misma que provino del mismo CDE del PRI estatal. Las designaciones son: Para el distrito 11, la maestra Armida Núñez García; al 12 va Rosario Yeme y al 13 Martha Meza.

QUE NADIE es profeta en su tierra, reza un refrán y eso está más que comprobado, porque quienes hicieron proselitismo político desde antes de abrirse el calendario, entre los que se cuenta al secretario de Desarrollo Urbano, Fernando Morán. Y hay otro que dice que no por mucho madrugar amanece más temprano, es también muy cierto. ¿No lo creé usted así, estimado lector?

QUE EL precandidato del PRI a la alcaldía de porteña, Francisco “Pico” Zepeda, llega bien con sus aspiraciones; sin embargo, a lo que se ve y se escucha, empezarán a torpedear su candidatura o mejor dicho, ya comenzaron a cuestionarla.

El ex diputado federal, sin duda, es un funcionario bien intencionado, también es sensato, prudente y disciplinado, pero acaso será suficiente para tanto resentimiento de priístas que existe en el puerto y que amenazadoramente observan el acontecer y se preparan para hacer valer su voz y voto.

QUE LOS pobladores de Jalipa esperan que entre tantas propuestas que de seguro se oirán de los diferentes candidatos a puestos de elección popular de todos los partidos, tan sólo tengan tantito tiempo para escucharlos, pues todo lo que esperaban se les cumpliera, no se está dando y ya por lo menos, dicen, esperan que les cumplan con reparar el puente que quedó defectuoso.

QUE EL horno no está para bollos ni tampoco los tiempos, pues al puro arranque de las campañas electorales para elegir a los nuevos representantes populares, se empieza a ver la guerra sucia, la cual nunca se descartó conforme se acercaba la fecha de las convocatorias y registros.

Desde muy temprano se empiezan a observar desacuerdos y resentimientos, pero todavía tenemos que esperar las ya famosas traiciones.

QUE DICE un dicho, y es muy cierto, que no hay peor ciego que el que no quiere ver. A los del PRI le está sucediendo algo parecido, porque a nivel municipal se la jugó por colocar en candidaturas para puestos clave a gente que no suma votos, mientras que a los que les sobra fuerza en este aspecto los dejó fuera.

QUE EL ex secretario de Comunicaciones de la SCT, Ignacio Peralta, ahora candidato de unidad por el PRI, resultó ser el idóneo para los colimenses y manzanillenses en particular, pues el abanderado priísta siempre se ha entregado al trabajo con responsabilidad.

En caso de llegar a la gubernatura, el destino de los ciudadanos estará en buenas manos. Sólo se espera que como ha sido siempre su deseo y siendo él un candidato de unidad, el resto de los ex candidatos a la gubernatura de Colima hagan lo mismo, pues ahí radica gran parte de posibilidad de ser el próximo gobernador del estado.