Ceniza volcánica causa irritación, no enfermedad respiratoria


La ceniza volcánica causa irritación en las mucosas nasales y la garganta de las personas, pero no provoca una enfermedad respiratoria porque las micro-partículas de este material contienen sólo sustancias irritativas para las vías aéreas, estableció especialista del Hospital Regional Universitario de la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

Al hablar sobre los riesgos a la salud que puede traer la caída de ceniza volcánica, la otorrinolaringóloga del HRU, Carmen Ochoa Guillén, precisó que en este caso, las personas sanas que se exponen a este material pueden presentar ardor en la nariz y garganta, mucosidad e irritación de piel y en los ojos.

Sin embargo, las personas que padecen enfermedades respiratorias pueden sufrir alguna complicación, como los pacientes con asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que pueden tener crisis o exacerbación de enfermedades pulmonares por respirar la ceniza, por lo que deben tomar más precauciones ante este fenómeno.

La especialista subrayó que las afectaciones a la salud por ceniza volcánica dependen de la cantidad de este material, de tal manera que cuando la proporción es leve, no es necesario adoptar cuidados especiales; pero cuando éste aumenta, se sugieren adoptar recomendaciones.

No obstante, abundó, cuando la ceniza se da en emisiones abundantes, se recomienda que las personas no salgan y suspendan sus actividades al aire libre, así como limpiar su casa y barrer la ceniza en seco, para evitar problemas gastrointestinales y de la piel.

La Secretaría de Salud dijo que ante la aparición de los síntomas de las infecciones respiratorias, es recomendable acudir a la unidad de salud más cercana para recibir atención oportuna y adecuada y, así, proteger la salud.