Cannabis, el dilema por la salud 

Foto especial.

En agosto de este año, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio un paso más hacia la reglamentación para su uso medicinal.

En la búsqueda por conseguir la salud, aminorar los efectos de diversos padecimientos y reducir los dolores, el cannabis ha representado una opción en todo el mundo, sin embargo en México, aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio un paso más hacia su reglamentación, el agosto del año pasado, para su uso medicinal, será hasta febrero, cuando venza el plazo para la secretaría de Salud  publique las recomendaciones de uso.

En entrevista exclusiva para El Noticiero de Colima, el doctor José Velázquez Quintana, quien tiene varios años trabajando en la elaboración de distintos productos a base de cannabis, y especializando desde hace tres años su investigación más a fondo en el tema, debido a los múltiples beneficios que los pacientes han tenido, con resultados que la medicina alópata había proporcionado.

El primer paso es la selección de la planta, se usa solo la flor, y esta debe tener un tiempo de secado exacto, no debe ser ni muy verde ni muy madura.

Velázquez Quintana, quien tiene ya cinco años impartiendo cursos, ha atendido un sin número de casos con resultados excelentes, señala que “no hay paciente que se resista al cannabis, porque todos han mejorado”.

En el curso que el imparte, se enseña a los participantes (profesionistas o no) a adquirir las competencias que les permitan elaborar aceite de cannabis medicinal para uso terapéutico, de una manera responsable, integra y profesional.

Este aceite permite acelerar el metabolismo, reduciendo los niveles de colesterol, modera el nivel de azúcar en la sangre, mejora la oxigenación de la piel y la hidrata, optimiza el sistema inmune y regula la flora intestinal, reduce la formación de coágulos sanguíneos y várices.

Además, disminuye el dolor provocado por la artrosis, artritis, y otras afecciones tales como el cáncer, parkinson, hernias lumbares, además de combatir la depresión.

El médico perteneciente a la Asociación Nacional de Medicina Complementaria y Preventiva, A.C. indicó que al año imparte cerca de 30 curos en toda la República y en todos los estados ha tenido buena aceptación.

Indicó que este tema ha resultado controversial, porque lo han rodeado de prejuicios, satanizándolo; incluso los anteponen al aspecto científico y medicinal, por lo que recomendó que conozcan más sobre el proceso que se sigue para la extracción de cada uno de los distintos productos, que pueden ser desde el jabón, la presentación en spray para las heridas y dolencias, así como el aceite, que tiene que tener cierto grado de pureza para sea efectivo.

“Les recomiendo que investiguen, este curso sería una buena opción para que sepan de donde provienen sus aceites, y cuando los compren, vayan con la persona adecuada, que se haya a la investigación, que hayan visto los resultados, que la ha utilizado con fines medicinales, la página”

Comentó que existe un directorio de médico cannapeutas, que ya se dedican a elaborar ellos mismos los productos del cannabis porque han visto la mejoría en sus pacientes. Recomendó además, evitar el comprar los aceites en mercado libre o facebook, “esos son los tipos de aceites que se deben de evitar, son aceites que obviamente no tienen un grado medicinal y desconocemos que proceso siguieron para su extracción.

Velázquez Quintana indicó que imparte alrededor de 53 cursos, relacionados con medicinas alternativas y de herbolaria, “del cannabis estamos dando ahorita tres cursos, uno que es cocina cannábica, elaboración de aceite grado medicinal, y el uso médico del cannabis, este último está dirigido exclusivamente a médicos, porque se abordan temas como las dosis que debe recomendar a los pacientes, además porque ellos aplican criterios de a quién si y quién no deben suministrarla”.

En cuanto a su legalización, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó en agosto de este año, a la Secretaría de Salud que publicara recomendaciones para el uso medicinal del cannabis en un plazo de 180 días, mismos que vencerán el próximo mes de febrero de 2020.

Se inicia el proceso de cocción.

La corte también determinó el pasado octubre que la prohibición del uso particular, posesión y cultivo privado del cannabis es anticonstitucional porque viola “el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad”. En México, estas decisiones no se aplican de forma automática a todo el mundo, aunque suelen llevar a que el Congreso modifique las leyes. Quienes se han amparado para evitar la prohibición, han obtenido fallos favorables, entre ellos el actor mexicano Gael Gacía.

Aunque desde hace varios años se inició el debate sobre el uso médico del cannabis, desde hace cuatro año se intensificó en el país, desde hace cuatro años, el debate sobre el uso médico del cannabis se ha intensificado en el país. Primero, en el año 2015 cuando Raúl Elizalde, junto con un equipo de trabajo multidisciplinario, lograron la primera importación de un producto derivado del cannabis para el tratamiento de Graciela Elizalde Benavides una niña de ocho años que padece el síndrome de Lennox-Gastaut, el cual, es un tipo de epilepsia que le causaba hasta 400 ataques epilépticos al día.

2 años sin reglamentación de cannabis medicinal. (Fuente: Cannapeutas. Educación Cannábica Medicinal)

 

“Dos años más tarde, tras un intenso cabildeo en el que participaron pacientes, activistas, médicos y ONG´s, el 19 de junio del 2017, en el Diario Oficial de la Federación se publicó el decreto que ordenaba reformar la Ley General de Salud y el Código Penal Federal para que fuera legal el uso de marihuana en el país sólo con fines médicos y de investigación.

Es decir, que bajo ciertas reglas en México, deja de ser castigable el uso del cannabis con propósitos medicinales y de investigación; sin embargo, dos años después, las reglas, cuya publicación es responsabilidad de COFEPRIS, siguen siendo inexistentes, contrario al “plazo máximo” que había determinado el Congreso para establecer y armonizar la reglamentación.

Sumado a esto, los médicos se han visto forzados a tratar a sus pacientes con dosificaciones no estandarizadas, es decir, los productos y la calidad que algunos pacientes pueden conseguir en el mercado negro, no son lo suficientemente efectivos para tratar su padecimiento. Por otro lado, grupos como “Mamá Cultiva” invitan a las personas a producir su propio medicamento, para tener un mejor control de calidad y producción, se ha vuelto una alternativa viable ante la falta de lineamientos que permitan la investigación y  por lo tanto protejan a los pacientes de productos nocivos o con una baja efectividad.

Nuvia, una mujer que padece esclerosis múltiple, recientemente comenzó a tratarse con cannabis, dice que su tratamiento hace algunos meses costaba 80 mil pesos bimestrales, lo cual, cambió a raíz de su tratamiento con cannabis. Nuvia menciona como a pesar de que la mayoría de los efectos del cannabis en su cuerpo son positivos, por momentos se relaja en demasía y tiene episodios de sueño casi insoportables, cosa que no debería ser un problema, pero ya que tiene que cuidar a una hija que aún no pasa de los 5 años, preferiría no padecerlos.

Debe estar perfectamente filtrada antes de iniciar el proceso para extraer el aceite.

El doctor Raúl Porras, uno de los médicos y fundadores de la asociación civil Cannapeutas, considera que esta serie de retrasos por parte de las instituciones mexicanas pone en riesgo la salud de los pacientes, ya que aunque existen alternativas para tratar enfermedades con cannabis, erróneamente algunos consideran al cannabis benéfico en todos los sentidos, cuando en realidad no todos responden igual al tratamiento. Enfatiza en la necesidad de una educación cannábica medicinal, que permita tanto a médicos y profesionales de salud, como a pacientes, estar al tanto de los avances en investigación, sin omitir tanto los efectos positivos como los adversos, lo cual, sólo se puede lograr con investigación y una adecuada divulgación médica y científica.

El tiempo corre y cada vez hay más personas que se acercan al cannabis por sus potenciales terapéuticos. Pero sin lineamientos, ni una regulación eficaz, se pone en riesgo a miles de pacientes que buscan la mejor alternativa para sus padecimientos y llevan a cabo prácticas autogestivas en la clandestinidad (fuera de la ley), luchando por su derecho a la salud.”

Con todos estos avances legales en el uso terapéutico y medicinal de la cannabis, se hace indispensable que la gente conozca a fondo su uso, sus beneficios; por lo que el próximo 26 y 27 de octubre, el especialista José Velázquez, estará en Colima impartiendo el taller de elaboración de aceite de cannabis para uso medicinal. Avalado por la asociación Nacional de Medicina Complementaria y Preventiva, A.C. en el instituto Alter Med (de Terapias en Alternativas Médicas). Donde los interesados podrán solicitar informes al 312 194 54 34.