Cáncer de mama y cérvico-uterino, predominan en Colima


De 1996 a 2014, los 5 cánceres más frecuentes que se han registrado en el Instituto Estatal de Cancerología del estado de Colima, han sido de mama, cérvico-uterino, piel, cabeza y cuello y colon y recto, en este orden, lo que representa el 68.20 % de los casos en mujeres y 31.20 % en hombres.

En el marco del Día Mundial contra el Cáncer, la dependencia estatal reportó también que los 5 cánceres más frecuentes en 2014 (al 8 de diciembre) fueron de mama (135), cérvico-uterino (122), próstata (46), piel (31), colon y recto (27).

 De esta manera, agregó que el año pasado se presentó una variación mínima en el género, ya que la proporción fue 69.5 % en mujeres y 30.5 % en hombres.

Señaló que los cánceres que causan un mayor número anual de muertes son los de pulmón, mama, próstata, hígado, cérvico-uterino, colon, estómago, páncreas, ovario y sistema nervioso central.

 Al indicar que en 2014 fueron diagnosticados 606 casos, de acuerdo a la atención proporcionada en Cancerología, la Secretaría de Salud dijo que 2013 se registraron 525, de los cuales 420 correspondieron al estado de Colima (78%) y los restantes a los estado de Jalisco (12.47%) y Michoacán. (5.65%).

La Secretaría de Salud indicó que de acuerdo al perfil oncológico de México, en el 2014 el cáncer causó 71 mil 900 defunciones en el país, de las cuales el 52.8%  correspondieron a mujeres y el 47.2% a varones, siendo los cánceres con mayor número de muertes los de mama, próstata, cérvico-uterino, pulmones, estómago, hígado y colon-rectal.

 Añadió que los factores de riesgo -en orden de importancia- para los cánceres fueron la obesidad (27.6%), inactividad física (25.4%), consumo de tabaco (17.4%) y de alcohol (7.2%).

 Y en relación a la situación en el mundo, refirió que el cáncer es una de las primeras causas de muerte, toda vez que en 2012 se le atribuyeron 8,2 millones de muertes, siendo los cánceres que causan más muertes los de pulmón, hígado, estómago, colon y mama.

 Precisó finalmente que alrededor de un tercio de todos los casos de cáncer podrían prevenirse evitando factores de riesgo como el tabaco, el consumo abusivo de alcohol, la dieta poco saludable y la inactividad física.