Calaveras Literarias de personajes de Manzanillo


 

Calaveras Literarias Porteñas 

JOSÉ IGNACIO PERALTA SÁNCHEZ

(Gobernador del Estado)

 

En un hoyo muy profundo

cayó un gran gobernador,

después de ver tanto mundo

en Manzanillo murió.

Ese pozo fue el del túnel,

mucho lo perjudicó,

pues aunque gestionó él,

muy poquito consiguió.

Guido no le hizo caso

que acabara los trabajos,

en diciembre, cual marcado,

ni siquiera lo empezaron.

En contra los comerciantes

del centro se levantaron

y aunque estuvo de su parte,

nunca pudo contentarlos.

Un día que había un gran bloqueo

de las vías ferroviarias,

se fue por el gran túnel feo

hasta una tumba olvidada.

Las obras no han acabado

Y no se ve para cuándo,

Peralta ya está enterrado

y el casco urbano quebrado.

 

 

GABRIELA BENAVIDES COBOS

(Presidenta Municipal de Manzanillo)

 

Después de haber culminado

su período en la alcaldía,

Benavides ha pensado

en disfrutar de la vida.

Juntita con su familia

planeaba sus vacaciones,

después ya pondría en la mira

sus nuevas aspiraciones.

Con tantas ocupaciones

y muchas obligaciones,

nunca tuvo vacaciones,

todo eran preocupaciones.

Cuadrando todos los números

y sacando los programas,

soñaba con un paseo

para disfrutar las playas.

Pero la muerte traidora

se alió con sus enemigos,

porque había mucha víbora

que envidiaba su destino.

En su partido mismo

no toditos la querían,

mas siempre tuvo su equipo,

para hacer su trayectoria.

Mas la pelona difunta,

catrina sin sentimientos,

le tenía lista una tumba

para su descanso eterno.

Los panuchos andan tristes,

por lo menos unos cuantos,

se adelantó Benavides,

los dejó en el orfanato.

El sepelio es presidido

por Harris y Letty Parra,

Toño Alvarez está dolido,

de luto viste la plaza.

La alcaldía está vacía,

pues murió la presidenta,

descansa en la tumba fría,

 acostada está muy tiesa.

 

 

VIRGILIO MENDOZA AMEZCUA
(Diputado Federal)

 

El oriundo de Armería

se había pintado de verde,

para continuar su vida

como un político fuerte.

Tras haber sido alcalde

del puerto en dos ocasiones

y de haber triunfado en grande

tenía aún más pretensiones.

Era diputado federal

con miras a senador,

al tucán se había pasado

como todo un gran señor.

Tenía todo a su favor

para seguir subiendo y subiendo,

ahora con nuevo color

tenía un futuro perfecto.

Se estaba pintando de verde

cuando se acercó la muerte,

tenía ceñuda la frente,

traía a Virgilio en la mente.

El buen Virgilio Mendoza

no leyó las instrucciones

de esa pintura verdosa,

traía contraindicaciones.

La muerte se aprovechó

para aplicar la guadaña,

Virgilio se intoxicó

con esa pintura extraña.

En una carreta abierta

jalada por esqueletos,

pasan del panteón la reja

llevando su cuerpo muerto.

Muchos porteños llorando

siguen el triste cortejo,

los tucanes van volando

se avecinan negros tiempos.

Trillo, Nabor y Cosío,

Enrique García y Juan Campos,

lloran pues murió Virgilio

y hoy mora en el camposanto.

Vuelan, vuelan los tucanes

por tierras ecologistas,

no hay líder para las bases

y se armó la rebatinga.

 

 

MARTHA LETICIA SOSA GOVEA

(Diputada local)

 

Después de haber ocupado

todo cargo imaginado,

Martha Sosa había pensado

todo tener controlado.

Regresar a la alcaldía

era su sueño más caro,

ya había planeado la vía

para alcanzar lo deseado.

En el PAN tenía consensos,

todo estaba dividido,

unos querían su regreso,

otros no, yo lo afirmo.

Allá como diputada

estaba tendiendo redes,

como una madrina hada

su varita todo mueve.

Pero ajena a sus influencias

y a sus manejos grillos,

la Llorona nada mensa

fue para raptarla en vilo.

Me la llevo al otro barrio,

que presida a los espectros,

ser alcaldesa es su destino

pero de todos los muertos.

Y jalándola del pelo,

aunque lo trajera corto,

se la llevó para el cielo

y a Nacho lo dejó solo.

Todos los panistas antiguos,

aquellos de viejo cuño,

se han llevado un grande susto

por este fin tan injusto.

En un trono muy elevado

Martha Sosa se ha sentado,

a presidenta ha llegado,

mas no como había pensado.

Dirige a puras calacas

y ella también anda en huesos,

todos gritan: Martha, Martha,

eres reina de los muertos.

 

 

CECILIO LEPE BAUTISTA

(Dirigente de la Crom)

 

Decían que en sus años mozos

en los muelles estibó,

Después subió poco a poco

y a su gremio dirigió.

Nunca perdió la humildad

y de todos fue un amigo,

tenía gran capacidad,

con seguridad lo digo.

En el Mercado Pesquero

lo lloran sus camaradas,

las motos pitan sin freno,

tramitadores lo extrañan.

Los agentes aduanales

y autoridades portuarias,

le eran incondicionales,

no se esperaban su falta.

Ululan sirenas de barco

lamentando su deceso,

son como gemidos largos

que lloran su cuerpo muerto.

En un contenedor sellado

la parca se llevó a Chilo,

en un tráiler fue remolcado

a un patio del frío recinto.

Lloran, lloran palomitas,

ahí de la Crom enfrente,

por una persona difunta,

se trata de Chilo Lepe.

 

 

GUIDO MENDIBURU SOLÍS

(Delegado SCT Colima)

 

Se encontraba revisando

el túnel ferroviario,

conocido funcionario

que de lejos había llegado.

No quería que lo vieran

los comerciantes del centro,

porque enojados cual fieras

reclamaban malas ventas.

Su famoso distribuidor

a casi nadie gustó

e igual el Portal Laguna

que tanto se retardó.

La parca causó un derrumbe,

por un fuerte terremoto,

del cerro cayó la cumbre

al fondo del hoyo ignoto.

En medio de aquella obra

Guido quedó sepultado,

bajo escombros ha gritado:

¡Los recursos no han llegado!

Han pasado muchos años,

su cadáver no han hallado,

pues quedó  bien enterrado

y el túnel aún no ha acabado.

La zona más comercial

del centro de nuestro puerto,

es un panteón sepulcral

pues los negocios han muerto.

El tren cada vez más largo

atraviesa nuestras vías,

Manzanillo en su letargo

es como fosa vacía.

 

 

NABOR OCHOA LÓPEZ

(Delegado Semarnat)

 

Después de gran trayectoria,

alcalde en dos ocasiones,

forma parte de la historia

amén de sus otras funciones.

Estando en la Semarnat

protegió al Iguanario,

con especies a salvar

y darles su alimento diario.

Protegió a los manglares,

apoyo a los pescadores,

visitó muchos lugares,

tenía dos que tres seguidores.

Pero al rescatar un saurio,

enorme caimán lacustre,

recibió de jalones varios

y fue arrastrado sin lustre.

El cocodrilo taimado

gran bocado se ha llevado,

en el fondo ha disfrutado

un festín politizado.

La alma de Ochoa López

se elevó a grandes alturas:

Si ya te vas de estos trotes,

oh, alma, ¿por qué te apuras?

El Grupo Manzanillo

ahora sí que se desgrana,

pues a todos sus amigos

ya no podrá darles chamba.

De Acapulco a Manzanillo,

se oye como chilla el viento,

no es que se acerque un ciclón,

se escucha su último aliento.

En el verde militó,

anteriormente en el PAN,

en el PRI él se inició

y al PRD coqueteó.

Un féretro colorido

con tintes de sus partidos

sus restos ha contenido

y así ha sido despedido.

 

 

GUILLERMO WOODWARD ROJAS

(Dueño del Mar)

 

Acababa de volver

el conocido empresario

de un viaje, no de placer,

sino de negocios varios.

Estaba tomando café

en mesa del Chantilly,

cuando nomás se nos fue,

sorprendiendo a más de mil.

Era hombre muy afamado

y de familia distinguida,

importando y exportando

por Europa, Asia y América.

La pelona sin dudar

esto ha dicho divertida:

“Tú serás Dueño del Mar,

yo soy dueña de tu vida”.

En una lancha pesquera

donde él sacaba picudos,

lo llevan a otras esferas

muy, muy lejos de este mundo.

Lloran tritones, sirenas

delfines y hasta Neptuno,

murió una persona buena,

Dueño del Mar hubo uno.

 

 

ANTONIO SUAREZ

(Presidente de Marindustrias)

 

Tras visitar su tierra,

España, la madre patria,

se dirigió hacia su empresa

que en Fondeport él tenía.

Recorrió las instalaciones

y luego se fue a los muelles,

con muy malas intenciones

el Diablo dijo: Hoy te mueres.

Se subió al barco atunero

a revisar la captura.

nunca pensó: Hoy me muero,

la muerte dijo. Que no huya.

Por un fuerte tropezón

fue a caer a medio Mar;

nadó para el malecón

para su vida salvar.

Pero unas latas de atún

cayeron en su cabeza,

así le dio el patatús

que lo mató por sorpresa.

En camión repartidor

de la empresa Grupomar,

se llevan a un gran señor

bajo tierra a sepultar.

Su nombre lleva una calle

donde pasó el cortejo fúnebre,

muere Don Antonio Suárez,

pero que su ejemplo quede.

Esqueletos de pescados

lo escoltan hacia las nubes,

don Antonio se ha esfumado

entre vapores que suben.

FRANCISCO “PICO” ZEPEDA

Presidente PRI Manzanillo

 

Tras perder una elección

de cenizas renació,

pues fue muy buen regidor

y al tricolor presidió.

Se perfilaba muy alto

para así poder volar,

su intelecto era muy vasto

y su experiencia sin par.

En un lapso muy corto

se volvió a posicionar,

reestructuró al PRI todo,

al seccional renovar.

Mas un ánima del panteón

lo puso blanco del susto

y tanto coraje le dio,

le puso verde limón.

Su rostro se puso rojo

por esa fuerte emoción,

de la muerte que le anunció,

que lo llevaría al panteón.

En ataúd tricolor

lo llevan a sepultar,

todos llenos de emoción,

sin él no podrán ganar.

 

 

FERNANDO MORÁN RODRÍGUEZ

(Regidor Cabildo Manzanillo)

 

En carro hielero iba

sentado sobre el cofre

en la campaña en la grilla

Morán la ciudad recorre.

Saluda a ricos y pobres,

porque a todos los conoce,

también todos reconocen

que es una persona noble.

Muchos le darían su voto

cuando llegara la hora,

ya lo veían en el trono

de Juárez 100 la casona.

Pero en una de tantas calles,

cuando él iba saludando,

lo esperaba un gran bache,

de esos que no han reparado.

Por ir haciendo campaña

ni siquiera se fijó,

el carro saltó con saña

y del carro se cayó.

Del golpe se había escapado

aunque aturdido quedó,

pero luego le cayó

encima un bloque de hielo.

La muerte ni lo esperaba,

pues aún no era su tiempo,

mas su hora estaba marcada

y su alma ya emprendió el vuelo.

Los priístas han llorado

su muerte muy fuertemente,

pues era un buen candidato

para lograr ser presidente.

Lloren, lloren tricolores,

pues se quedaron sin gallos,

pueden salir perdedores

si es que no siguen sus pasos.

 

 

ENRIQUE GARCÍA

(Regidor Cabildo Manzanillo)

 

Era un nuevo valor

de la política sana,

pues él no estaba maleado,

por servir alcanzó fama.

Siempre sonriente y amable,

con amigos influyentes

se perfilaba p’a alcalde,

e iba por color verde.

Brigadas encabezaba,

muy buenos apoyos daba,

a los pobres ayudaba,

a programas encauzaba.

Pero un día perdió sus lentes

ese güerito sonriente

y así ya no pudo ver

y, pues, se pegó en la frente.

Se dio tamaño porrazo,

tanto como aspiraba,

ya no será candidato,

pues de él ya no queda nada.

Vuelan los tucanes tristes

porque enflacaron sus huestes,

enrique García, te fuiste

y abandonaste a tu gente.

Virgilio preside el luto

todo vestido de negro,

qué poco nos duró el gusto,

vacante quedó tu puesto.

 

 

MIEMBROS DE ACIMAN

El Chantilly está muy triste,

está solo y abandonado,

los miércoles no hay quién vive

a desayunar no llegaron.

Un silencio sepulcral

reina allá entre Los Candiles,

era un grupo a todo dar,

reunía a varios ex ediles.

Los chilaquiles bien fríos,

nadie se sirvió café,

los bolillos no comidos

porque hoy ninguno fue.

No vi llegar nunca a Humberto,

ni tampoco a Jorge Armando,

para mí que Carlos Bonales

a todos está llamando.

El Doctor Jorge Solano

hoy no levanta la voz,

Margarito está muy callado,

como que está en el panteón.

Rosa Delia no se ríe,

doña Esther hoy no brilló,

Vidal Dávalos Laurel

ni un poquito comentó.

Puros huesos se amontonan,

en las sillas coloniales,

las meseras se acongojan

al ver suceder tantos males.

Los de la prensa al final

entrevistar no pudieron,

los invitados jamás

a un solo aciman lo vieron.

Hoy a Manzanillo embarga

una profunda tristeza,

este grupo sí hace falta,

por su accionar con presteza.

 

“La muerte es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera”.

Se el primero en comentar en "Calaveras Literarias de personajes de Manzanillo"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.