Caimanes se comen becerros


Jesús Lozoya Baeza.-

 “Un enorme caimán ha estado atacando el ganado y ya se comió dos de mis becerros”, declaró a EL NOTICIERO DE MANZANILLO, el presidente del comisariado ejidal de Cuyutlán, Cecilio Gutiérrez.

Aseguró que la zona del “Estero Palo Verde” se encuentra sumamente saturada de cocodrilos y de caimanes que ponen en peligro la actividad económica de quienes tienen tierras colindantes con la laguna.

Explicó que él es propietario de tierras en esa zona de Cuyutlán, donde es presidente del ejido, cuenta con un hato ganadero modesto y al faltar agua al vaso cuatro de la laguna, baja su nivel, no había reflujo de corrientes sino estancamiento del agua y los cocodrilos así como caimanes comenzaron a acercarse al ganado.

Aseguró que un enorme animal de estos atacó en dos ocasiones y atrapó a becerros que posteriormente se comió, por lo que se ha visto obligado, por la necesidad de dar seguridad al resto de su ganado, retirarlo de esa zona.

El líder del ejido Cuyutlán, Cecilio Gutiérrez, insistió en que la zona de Palo Verde en el vaso cuatro de la laguna de Cuyutlán, ya están “infestados” de cocodrilos, de caimanes y la población de esos animales sigue aumentando año con año, de tal forma que se está convirtiendo en un área peligrosa para ganaderos, agricultores, pescadores y salineros.

Aclaró que él no es quien para recomendar una cacería, sacrificio o algo parecido, pero sí es importante que las autoridades analicen la situación y tomen decisiones para controlar lo que sucede, sobre todo, evitar que así como atacaron y se comieron dos becerros, puedan hacerlo con un ser humano.