El buzo porteño que arriesga su vida todos los días


Desde hace 25 años se dedica a sacar de las profundidades del mar, gorros, almejas, langosta, cayo, pulpo, ostión, entre otros

Héctor Javier Morán

Con 25 años de buzo y una tarea de submarino, diariamente arriesga su vida al sumergirse a las aguas de la laguna y mar adentro, en El Tapo de Ventanas, con la idea de sacar gorros, caracol, almejas, langosta, cayo, pulpo, ostión, entre otros, que pone a la venta del consumidor.

Lo anterior lo dio a conocer Fernando China Rodríguez, quien es miembro activo de la Cooperativa de Buzos, que está integrada por 15 personas, quien narró que se bucean cinco horas, con una hora en cada inmersión, en donde se utiliza una serie de equipo como herramienta de mano, hidráulica y neumática, que sirve para sacar los moluscos.

Indicó China Rodríguez que está certificado como buzo profesional, ya que también presta sus servicios a la CFE y planta Termoeléctrica, con la idea de realizar trabajos industriales que colocar unos aparatos termógrafos, para detectar la temperaturay corriente, en tanto el sensor, es para medir la presión del oleaje.

Agregó que se sumerge al fondo del mar, a una distancia de un kilómetro haciendo un buceo extremo para instalar los aparatos con coordenadas en una base, en donde permanecen por un mes recabando todo tipo de información como: presión, oleaje, corriente y temperatura.

Señaló que respecto a sacar los moluscos, cuenta con un equipo de buceo básico con ciertas carencias; sin embargo, se continúa con las labores.

Finalmente, Fernando China dijo que cada buzo tiene que estar bien capacitado, debido a que esa actividad es muy riesgosa. “Hay que saber qué tiempo debes de estar bajo el mar, con la finalidad de no haya una descompresión, que puede ser fatal.”

Se el primero en comentar en "El buzo porteño que arriesga su vida todos los días"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.