Bueno… esta es mi opinión


Gustavo A. Magallón Solórzano

Un acto de alta traición consideraron muchos colimenses el que el alcalde de Manzanillo se haya negado a participar como candidato a la gubernatura del estado, cuando tenía altas posibilidades de ganar.

Muchos colimenses tenían la ilusión de que hubiera un cambio de rumbo para poder expulsar al partido que ha hundido en sus finanzas al estado y consideraron que el todavía el alcalde del puerto contaba con todas las simpatías y las posibilidades de lograrlo.

En esta ocasión que el PAN tuvo altas posibilidades de obtener el triunfo en el estado, las cambió por un gran retroceso al nombrar a un candidato a la gubernatura que no cuenta con la simpatía ni la aceptación de los colimenses, por lo que se avizora un rotundo fracaso, en lugar del éxito que tanto han soñado.

Tal parece que el PAN se preparó para lograr otro rotundo fracaso, cuando tenía altas posibilidades de triunfar si hubiera propuesto al candidato apropiado para tal propósito, lo mismo hicieron cuando muchos de ellos traicionaron a Martha Sosa, la entonces candidata a la gubernatura, a quien abandonaron y le negaron el voto.

Quizá el resultado para el PAN en las próximas elecciones constitucionales sea el hundirse más, porque contará con el desprecio de muchos colimenses que pusieron todas sus esperanzas en el alcalde de Manzanillo, no por el candidato que quizá llegue a hundir más las finanzas del gobierno del estado.

Lo anterior es una reflexión de algunos colimenses, que nada tienen que ver con la candidatura de Nacho Peralta Sánchez, a quien ya le limpiaron el camino, porque tiene la preparación académica, la experiencia y los contactos nacionales para hacer avanzar al estado, además de ser muy humano. Bueno… esta es mi opinión

Sonríele a la vida.