Bueno… esta es mi opinión


Gustavo A. Magallón Solórzano.-

Una burla contra todos los mexicanos, la actitud absurda que tomó el Ejecutivo federal al solicitar a uno de sus empleados de confianza, a quien él mismo le otorgó el nombramiento, para que investigue las “compras” de propiedades de su esposa, el secretario de Hacienda y de él mismo.

De plano, el Ejecutivo federal piensa que la ciudadanía está conformada por incultos que no piensan ni razonan y los va a convencer de que no influyó en la asignación de tantísimas obras a la constructoras que le “vendieron” la “casa blanca” a su esposa y otra al actual secretario de Hacienda, así como la casa que él “compró” a otra constructora beneficiada.

Quizá piensa que con la declaración que haga uno de sus empleados de confianza sobre la “limpia compra” de los inmuebles, el pueblo quedará convencido de la limpieza de sus actos y que fue casual y no dirigida la asignación de tantísimas obras públicas a las mismas constructoras.

Ya reconoció el Ejecutivo federal, pero da lo mismo que no lo hubiera hecho, de todas maneras sigue sucediendo, que “la corrupción en el país es un problema estructural que se tiene que enfrentar por todos”, quizá por eso designó a uno de sus amigos para que “aclare” las “compras” de los inmuebles mencionados, aunque falte aclarar la compra de un departamento por parte de su esposa en Estados Unidos.

El dirigente nacional del PRI también ha reconocido y da lo mismo que no lo hubiera hecho, que tanto el caso de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, las casas obtenidas por el Ejecutivo federal, su esposa y el secretario de Hacienda, “en donde se presume conflicto de intereses, han afectado al partido”.

Por eso en las redes sociales circula un WhatsApp que dice que el Ejecutivo federal es como el nopal, “cada día se le encuentran más propiedades”. Bueno… esta es mi opinión

Sonríele a la vida.