Bueno… esta es mi opinión


Gustavo A. Magallón Solórzano.-

Pide el Ejecutivo federal que los mexicanos no nos quedemos estancados en el caso Ayotzinapa, pero tampoco nos quedamos estancados en el dos de octubre del ‘68, ni del 10 de junio del ‘71, no hemos olvidado estos acontecimientos y que desde entonces la corrupción y la impunidad gubernamental han estado presentes.

Y es que la clase gobernante le apuesta siempre a la poca memoria de los mexicanos, que pronto olvida todos los daños que le han causado, entre otros, a la economía del pueblo y en cada campaña los candidatos del mismo partido vuelven a ofrecer lo mismo que durante décadas han ofrecido y nunca han cumplido.

A todos estos perpetuos daños de corrupción, de impunidad, de engaño, de enriquecimiento enorme de los políticos, ahora hay que aumentar la falta de empleo para miles de mexicanos, más pobreza, inseguridad galopante, falta de credibilidad en los gobernantes, economía del país en quiebra, endeudamiento incontrolable de los gobiernos municipales, estatales y el federal.

Claro, como se avecinan elecciones en varios estados de la República, al Ejecutivo federal, que ha perdido credibilidad nacional, le urge que los mexicanos olvidemos lo sucedido con los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, de la “Casa Blanca” “comprada” por la “primera dama del país”, de la casa “comprada” por el secretario de Hacienda y la casa “comprada” por el mismo Ejecutivo federal.

El que la mansión “comprada” por el Ejecutivo federal la haya manifestado en su declaración de bienes patrimoniales no justifica la forma en que fue adquirida a una constructora que resultó beneficiada con obras que costaron a los mexicanos muchos millones de dólares.

Como dijo un político de principios del siglo pasado, “pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos” y ahora habrá que agregar “y todavía tener que soportar a tanto político corrupto”. Bueno… esta es mi opinión.

Sonríele a la vida.