BUENO… ESTA ES MI OPINIÓN


Gustavo A. Magallón Solórzano

Cuánta razón tiene Gildardo García Beltrán, columnista de EL NOTICIERO de Manzanillo, sobre la denuncia del saqueo de los vehículos que tienen dos desgracias, una, el sufrir un accidente de tránsito y, la segunda, que los vehículos sean saqueados de sus partes o pertenencias del conductor, en algunos casos por las mismas ¿autoridades? o los encargados del arrastre con la grúa y su resguardo.

   Señala además que por utilizar las grúas y el resguardo del vehículo en el corralón cobran mucho dinero, lo que al propietario del vehículo le resulta muy caro, porque además tiene que cubrir los gastos de reparación de su unidad y comprar todas las piezas que fueron “retiradas” por alguien y las autoridades, encargados de las grúas y del corralón, con sólo decir que así lo encontraron, solucionan el problema y nadie se hace responsable de proteger la propiedad.

  Claro, entre más tiempo pase sin que el propietario del vehículo acuda a solucionar el problema, se le acumulan multas, recargos, más gastos de pago del corralón, siendo, como lo señala el columnista, que los mortales pagan sus impuestos y deberían recibir un servicio de las autoridades y no nomás se dediquen a sacarle más dinero al contribuyente.

  Pero no es todo, si el contribuyente no paga a tiempo sus impuestos, las autoridades federales, estatales y municipales cobran multas, recargos y meten a la cárcel al contribuyente, sin embargo esas autoridades compran productos, o mandan a hacer obras públicas y las pagan a treinta, sesenta y noventa vueltas, atrasan los pagos a los proveedores sin ningún miramiento hasta que se les da la gana y no se les puede cobrar recargos ni multas, lo que dada la situación económica del país, está haciendo quebrar a muchos comerciantes y empresarios.

  Así están las leyes en el país, todas protegen a la ¿autoridad?, por consiguiente, los únicos a quienes les cargan “todo el peso de la ley” es a los ciudadanos, a quienes cada día se les carga más la pobreza para que los “políticos” y las “primeras damas”, título lambisconero porque no existe oficialmente, pueda comprar casas de más de 90 millones de pesos que ahora aclaran que los ganó en 25 años de trabajo, lo que equivale a casi 4 millones de pesos anuales.

  ¿Nunca pagó impuestos, no gastó en comida, ropa, calzado, auto, gasolina, estudio de sus hermanos, paseos, vacaciones? porque ni así se puede ahorrar tanto dinero, pero ya se aclaró que venderá la propiedad para evitar “malos entendidos”, mientras el pueblo se hunde en la pobreza por la falta de empleos. Bueno… esa es mi opinión.

sonríele a la vida