Bueno… esta es mi opinión


Gustavo A. Magallón Solórzano.

De acuerdo con la revista “Forbes”, un mexicano ocupa el vergonzoso primer lugar como el más rico del mundo, ya que es de un país en donde la impunidad, la delincuencia, la falta de empleos y la pobreza, no tienen punto final.

Se trata del dueño de Telmex y Telcel, que se cree que es prestanombre de alguien “que está pelón” decir su nombre, quien fue el que le otorgó la concesión para explotar estos servicios, antes de irse a Irlanda.

El más rico del mundo ha sido acusado en varios países de América Latina por fraudes cometidos por las empresas de telefonía que encabeza, misma acusación que se ha presentado en México, pero debido a la impunidad que se vive no han actuado en su contra.

Es más, para resaltar la impunidad que existe en el país, las autoridades le condonaron una multa multimillonaria que le habían impuesto al comprobar las prácticas fraudulentas en contra de los usuarios del servicio de telefonía celular, lo que sigue sucediendo mientras se lo sigan permitiendo.

Entre vendepatrias que mienten al ofrecer bajar algún día el precio de las gasolinas y la energía eléctrica para ¿sus representados? y este tipo de empresarios que viven defraudando impunemente a la sociedad, debería existir un castigo ejemplar para que la situación no quede en que se les mienta y recuerda entre risas en todas las pláticas.

Quizá lo conveniente es guardar en la memoria los actos de corrupción que están aconteciendo, porque los ¿representantes del pueblo? tienen prisa por entregar el patrimonio del pueblo mexicano a empresas extranjeras, apostando a que nadie se acuerde de estos hechos para las elecciones del 2015. Bueno… esta es mi opinión

Sonríele a la vida.