Bueno… esta es mi opinión


Gustavo A. Magallón Solórzano.-

Es aberrante ver cómo el Gobierno Federal promueve la inversión extranjera en nuestro país, en lugar de pretender crear tecnología que pueda exportarse hacia otros países.

El Gobierno Federal espera que vengan empresas extranjeras, que tratan a los empleados mexicanos como si fueran sus esclavos, como sucedió con las empresas coreanas, una establecida en Querétaro y otra cuando construyeron la Regasificadora en Manzanillo, que maltrataban a los trabajadores.

Ningún coreano fue castigado por las autoridades encargadas de aplicar “todo el peso de la ley”, aun cuando existieron pruebas contundentes del trato humillante que los asiáticos ejercían contra los empleados mexicanos.

Corea estuvo invadida por Japón desde 1910, hasta que concluyó la Segunda Guerra Mundial y luego, de 1950 a 1953, sostuvieron una guerra entre el norte y el sur de ese país, a partir del paralelo 38, por lo que quedaron destruidas ambas coreas.

Pues con todos esos tristes acontecimientos, ahora Corea del Sur tiene una tecnología avanzada que exporta, entre ellas a México, la producción de pantallas de plasma para la fabricación de televisiones de varias marcas.

Sin embargo, el Gobierno Federal pretende, apoyado por sus secuaces de partido y otros parásitos, no invertir en promover tecnologías de punta en México, sino que en lugar de depurar tanta podredumbre dentro de Pemex para que llegue a ser una empresa creciente, ahora quiere que los extranjeros regresen a esclavizar a los mexicanos. Bueno… esta es mi opinión.

Sonríele a la vida.