Brazil derrota a Chile y pasa a cuartos


El portero de la selección brasileña de fútbol, Julio Cesar, se consagró hoy al garantizar la clasificación del equipo anfitrión a cuartos de final del Mundial, después de detener dos disparos de Chile en la primera serie de penales.

     En el partido más difícil de la “canarinha” en lo que va del Mundial, no sólo por la calidad del adversario, sino por el mal fútbol de sus jugadores, Brasil contó en el último momento con la firmeza de su veterano arquero, quien se reivindicó ante la afición luego de ser “el villano” tras la eliminación de Brasil en cuartos de final en Sudáfrica 2010.

     Además de atajar los penales, Julio Cesar, elegido por la FIFA como el mejor jugador de este juego, evitó que Chile decidiera el choque en el tiempo normal, al defender de manera espectacular un disparo de Arenguiz en el minuto 64.

     La  clasificación a cuartos de final, festejada como un gran alivio tras un partido muy tenso, especialmente para la afición brasileña por el favoritismo de su selección, sin embargo no borra los fallos de los pupilos del entrenador Luiz Felipe Scolari que jugaron su peor partido.

     Desde el año pasado “Felipao” declaró que  prefería no enfrentar a Chile en octavos de final.

     La selección chilena, que perdió ante Brasil en las copas anteriores, no era la misma, lo cual demostró al eliminar en la fase de grupos 2-0 a España, actual campeón mundial.

     Fortalecidos por este triunfo, los pupilos del técnico argentino Jorge Sampaoli ingresaron a la cancha del estadio Mineirao de Belo Horizonte dispuestos a jugar de igual a igual ante Brasil, sin achicarse en ningún momento, incluso fueron superiores y controlaron el balón gran parte del tiempo.

     Brasil empezó el primer tiempo con prisa para marcar un gol y calmar el nerviosismo del equipo.

     La selección brasileña abrió el marcador a los 18 minutos  del encuentro (m18), en una jugada iniciada con un saque de esquina que Thiago Silva desvió de cabeza y la pelota entró en el arco tras tocar en David Luiz y en el chileno Jara.

     El gol tranquilizó un poco el nerviosismo de los anfitriones, pero Chile no desistió y supo aprovechar los espacios abiertos dejados por la defensa brasileña hasta que Sanchez (m31) igualó el marcador con un disparo que venció al portero Julio Cesar tras recibir un pase de Vargas.

     La selección “canarinha” salió en busca de remontar el marcador, pero la atenta defensa chilena no dio muchas oportunidades y hasta el astro Neymar desperdició sus dos mejores oportunidades de gol

     Los dos equipos volvieron de la pausa del medio tiempo y en los primeros minutos de la segundo periodo la “verdeamarela” mostró el buen futbol del final de la etapa inicial.

     El árbitro inglés Howard Webb anuló un gol de Hulk (m54), por considerar que el jugador se acomodó el balón con la mano antes de enviarlo a la portería de Bravo.

     La anulación del tanto que daba la ventaja a Brasil desinfló a los jugadores que parecían perdidos en campo.

     El técnico sacó a Fred (m63) para poner a su suplente Jo, sin embargo el cambio no alteró el ataque brasileño.

     Chile tuvo su gran oportunidad de salir adelante con un disparo de Aranguiz (m64)que el portero Julio Cesar despejó, en una jugada festejada por las gradas brasileñas.

     Los últimos 10 minutos del encuentro estivieron marcados por la presión del ataque brasileño, pero Bravo evitó goles de Neymar y Hulk, este último el jugador más actuante de la “canarinha”.

     El partido se fue a la prórroga y en la única gran oportunidad de los 30 minutos, Chile perdió la oportunidad de evitar la tanda de penales con un disparo de Pinilla en el último minuto, el cual se estrelló en el travesaño.