Bloqueo en Coahuayana continúa sin incidentes


Luis Alberto de la Mora.-

Luego de la tensión suscitada el pasado domingo, cuando miembros de la Secretaría de Marina arribaron al bloqueo en el puente del río Coahuayana, entre Colima y Michoacán, así como la noticia nacional sobre la inculpación de José Manuel Mireles por portar armas y drogas, el bloqueo en Coahuayana mantiene su curso sin incidentes mayores.

En el lugar, luego de presentarse una fuerte lluvia el lunes por la madrugada, luce llena de manifestantes y comunitarios, así como el flujo de transeúntes, aunque el paso de automotores sigue restringido.

Varios manifestantes aclararon que abren el paso de coches cada dos horas por cada lado de la carretera, mientras que se mantiene el bloqueo a camiones que transportan material minero. Asimismo, las ambulancias, unidades de asistencia médica, de emergencias, así como automóviles que transporten personas heridas o con un estado de salud delicado tienen inmunidad al bloqueo.

Las autodefensas, cobijados por un toldo y un tejabán improvisado, se mantienen alertas por la reciente agudización de la situación del doctor José Manuel Mireles, quien ahora está acusado de portar armas y drogas, según el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo.

Quienes mantienen el bloqueo, la mayoría jóvenes, aclaran que la situación no cambiará por el momento, pero que no bajan la guardia ante una posible entrada de fuerzas federales de manera fortuita. Ante la falta de un responsable o un líder visible, varios presentes dan su testimonio, siendo confirmado por sus compañeros.

Dicen que el principal problema no son es el gobierno federal, presente mediante un pequeño contingente de elementos del Ejército Mexicano asentados del lado colimense vigilando las 24 horas, sino las intensas lluvias que se han presentado recientemente y que pudiera recrudecerse ante la presencia de dos tormentas tropicales en el Pacífico.