Blindarán Colima para evitar lo de Guerrero


Anilú Salazar.- 

El presidente Enrique Peña Nieto hizo un llamado a todos los gobernadores para que cumplan con lo que les corresponde en materia de seguridad, esto durante la asamblea ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Entrevistado al respecto, el mandatario estatal, Mario Anguiano, reconoció que existe preocupación en el jefe del Ejecutivo federal por la desaparición de 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero.

“A Enrique Peña Nieto, le parece increíble que elementos de las corporaciones policiacas hayan sido los que aparentemente levantaron a los jóvenes y señaló que este tipo de cosas no puede suceder en México y, la insatisfacción es en el sentido de decir que algo sucedió y que hay áreas que no están cumpliendo con lo que les corresponde”, explicó.

En este sentido precisó el esfuerzo local que se hace para depurar y someter a controles de confianza a los elementos que forman parte de las corporaciones de seguridad y dejar en sus filas a quienes son realmente confiables.

“Al hacer esta reflexión, analizamos lo que hemos hecho y que cosas adicionales podemos hacer para blindar y asegurar que los elementos no solo federales y estatales, sino que se pueda asegurar la confianza también en la parte de la seguridad municipal”, destacó.

Mario Anguiano reconoció que en la mayoría de los casos, los gobiernos estatales han cumplido sus compromisos en materia de depuración de las corporaciones pero lo ocurrido en Guerrero, obliga a hacer una reflexión y un replanteamiento de las acciones emprendidas para asegurarse de blindar lo que sea necesario, para que este tipo de circunstancias no se presenten en Colima.

Mario Anguiano explicó que aunque en Colima el proceso de acreditación y control de confianza de los elementos policíacos está en un proceso muy avanzado y señaló que quienes no lo hayan acreditado, automáticamente quedan excluidos de participar en acciones operativas.

Añadió que aún se espera a que existan condiciones financieras favorables para iniciar el proceso de liquidación de los elementos no acreditados y advirtió que en la medida de que exista liquidez en las instituciones, se podrá finiquitar su relación laboral con el gobierno estatal mediante una liquidación justa.