Benavides se inspira en legados de Griselda Álvarez y Mercedes Ballesteros

“Griselda Álvarez y Mercedes Ballesteros son dos mujeres que admiro mucho; en el caso de la maestra Ballesteros coincidí con ella cuando fue mi directora en la secundaria en Coquimatlán, escuela Susana Ortiz, que antes se llamaba Escuela Tecnológica Agropecuaria 7. Estas dos mujeres nos dejaron una plataforma y forjaron los cimientos para que más mujeres podamos estar incursionando en la política, que no es sencilla” definió. | Foto: Especial

Son modelos de inspiración política para las presentes generaciones tanto la ex gobernadora Griselda Álvarez como la primera presidente municipal de Coquimatlán, Mercedes Ballesteros, cuyo trabajo al frente de gobierno dejó una herencia de gran ejemplo para las mujeres, afirmó la candidata a la alcaldía de Coquimatlán, Rocío Benavides.

“Griselda Álvarez y Mercedes Ballesteros son dos mujeres que admiro mucho; en el caso de la maestra Ballesteros coincidí con ella cuando fue mi directora en la secundaria en Coquimatlán, escuela Susana Ortiz, que antes se llamaba Escuela Tecnológica Agropecuaria 7. Estas dos mujeres nos dejaron una plataforma y forjaron los cimientos para que más mujeres podamos estar incursionando en la política, que no es sencilla” definió.

Como se recordará, Mercedes Ballesteros Silva fue la primera y hasta ahora única mujer elegida alcaldesa en el municipio de Coquimatlán, para el periodo 1971-1973 y Griselda Álvarez, primera gobernadora de Colima, es un referente histórico nacional en el aspecto político y cultural.

“De la maestra Ballesteros aprendí el amor a su gente, ella siempre entregaba a lo que hacía alma vida y corazón. Era de los maestros que se entregan totalmente y es uno de los liderazgos femeninos que a mí me inspiran para incursionar en el campo político”, aseguró Rocío Benavides.

La maestra Ballesteros -afirmó- llegó a “picar piedra. En aquellos momentos los liderazgos de las mujeres no eran tan aceptados como ahora. Y consiguió hacer una de las obras más importantes para el municipio, el puente sobre el río Armería, entre muchas cosas más”.

Tanto Mercedes Ballesteros, que es un ícono de la responsabilidad política y magisterial de Coquimatlán y Griselda Álvarez, ambas son defensoras e impulsoras de las mujeres, y en ellas se está inspirando como un legado de las dos en la política de Colima.