Balneario El Paraíso continúa en ruinas


Carlos Valdez Ramírez

El Paraíso, balneario que gozaba de un bello paisaje, espléndido para la convivencia familiar y de excelencia para el paladar, continúa viviendo una de sus peores épocas al seguir en ruinas sus instalaciones provocado por el paso del Huracán Patricia, que impactó las costas en el mes de octubre del 2015.

El sitio, que cada fin de semana se llenaba de turistas, alegría y atenciones, ahora se ha plagado de tristeza y desesperación que irradian los propietarios de la ramadas y fincas que continúan sufriendo por los estragos al no ofrecer un servicio a sus clientes y repercute en su precaria economía.

De este modo, cerca de cincuenta establecimientos, entre pequeños hoteles, tiendas de artesanías, abarrotes y restaurantes que brindaban deliciosos platillos elaborados con mariscos frescos, se fueron a la quiebra.

Un día después del paso del huracán “Patricia” por Armería, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, realizó una visita a este lugar para evaluar los daños, donde dijo que lo más importante fue que la población logró preservar la vida gracias a las advertencias que se giraron horas antes del fenómeno.

De igual manera, Peña Nieto conformó un equipo de funcionarios federales encabezado por el secretario de Agricultura, José Calzada; la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles; y el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, con el fin de reconstruir El Paraíso, Armería, siendo la primera asignación el presupuesto de $105 millones de pesos para construir un rompeolas; así como la restauración de los comercios en la avenida principal.

Sin embargo, a casi 8 meses de la devastación, los prestadores de servicio y la ciudadanía en general exigen que se cumpla la promesa de reconstrucción, dado que la temporada de ciclones ha dado comienzo de nueva cuenta y las autoridades federales aun no han radicado el recurso para realizar las obras de operación que con bombo y platillo anunciaron.

Cabe destacar que la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) presentó un proyecto de obras de protección el cual contempla obras de protección como la construcción de un tablestacado, dunas de protección en frente costero, un rompeolas; obras de infraestructura como sistema eléctrico, telefonía; y servicios como sistema de drenaje y agua potable.

“El proyecto se mandó con los datos necesarios para que la Secretaría de Hacienda le asigne recursos bajo un programa de proyectos especiales de la Presidencia de la República, lo cual nos permitiría tener acceso a esos recursos sin que ninguna de las entidades (…) o el estado, tuviera que poner una contraparte que a veces es lo que detiene este proceso”, explicó Nicolás Soto, presidente de la CMIC.

De este modo, ante la presión de la sociedad, se espera que el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez, continúe insistiendo con el Fonden para lograr obtener cantidades y con ello revivir el balneario de El Paraíso.

DSC_0070